Editorial

Incremento salarial

Es importante reconocer que no todas las empresas son iguales en Bolivia

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

03:57 / 20 de mayo de 2015

Semanas atrás, concretamente en el Día del Trabajador, el Gobierno promulgó dos decretos supremos estableciendo, por un lado, el incremento salarial para el año en curso en 8,5% y, por otro, aumentando el monto del salario mínimo nacional en 15%, con lo cual pasó éste de 1.440 a Bs 1.656. Ambos porcentajes son inferiores a los aprobados el año pasado.

Casi de inmediato se escucharon voces en contra, argumentando que la fijación del salario mínimo constituye una peligrosa distorsión del funcionamiento del mercado laboral; aunque algunas de esas voces admitieron que este establecimiento se presenta en prácticamente todo el planeta. De allí que algo de sentido debe tener para la humanidad el concepto de establecer un ingreso mínimo para poder subsistir.

Asimismo, a contracorriente de las opiniones de algunos analistas, en el periodo en el que el Gobierno ha regulado al alza el salario mínimo nominal, el desempleo abierto ha disminuido paulatinamente. Esencialmente esto ha sucedido gracias a las condiciones de relativa prosperidad que ha gozado el país, y que se han reflejado en las remuneraciones de la población trabajadora.

Si bien respecto a la fijación del salario mínimo hay poco que discutir, tal vez fijar normas explícitas acerca de su determinación, la situación es menos clara en relación a la fijación del incremento salarial del haber básico. En primer lugar cabe analizar cuál es la lógica de la fijación del incremento salarial anual. Aquí es importante determinar en qué grado afecta la inflación, o bien la cifra que ajusta el presupuesto fiscal anual, o finalmente conocer si el incremento salarial tiene alguna relación o no con un ajuste a la baja de las expectativas de los sindicatos obreros.

En segundo lugar, en los últimos días el empresariado ha solicitado la ampliación del plazo para cumplir con el pago retroactivo del incremento salarial. Habida cuenta de que esta es una variable desconocida para cualquier empresa al momento de programar el presupuesto anual, sería conveniente discutir con más profundidad este pedido.

En tercer lugar, es importante reconocer que no todas las empresas son iguales en Bolivia. La base empresarial es sumamente diversa: hay desde grandes transnacionales mineras, pasando por empresas oligopólicas en alimentos, materiales de construcción y transportes; medianas y pequeñas empresas de industria y servicios; hasta una multitud de micro y pequeñas unidades económicas.

Mientras que las empresas más grandes están en condiciones de pagar un incremento incluso mayor al establecido por el Gobierno, la viabilidad económica de las empresas más pequeñas podría verse afectada con esta medida. Es, pues, ahora cuando se requiere creatividad para que las políticas públicas incluyan criterios de gestión para todo el abanico de la economía plural boliviana.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia