Editorial

Injusta comparación

Las declaraciones del diplomático Eduardo Saboia ameritan varios cuestionamientos

La Razón / La Paz

01:47 / 27 de septiembre de 2013

Hace poco, en una entrevista publicada por el diario Folha de Sao Paulo, el diplomático brasileño Eduardo Saboia, ex encargado de negocios de la Embajada de Brasil en La Paz, señaló que “Bolivia es nuestra Siria, es el lugar donde los problemas pueden explotarnos en la cara. Bolivia es nuestra relación internacional más difícil...”, afirmación que amerita varios cuestionamientos.

Por un lado, porque el baño de sangre que hoy vive Siria no debería ser motivo para denigrar su situación y, por otro, porque, pese a que algunas declaraciones mediáticas pueden engañar al espectador desinformado, la situación política y social del país es estable; prueba de ello es la gira que el Presidente del Estado protagonizó días atrás en Santa Cruz, otrora escenario de violentos enfrentamientos entre opositores y partidarios del gobierno del MAS.

Cabe recordar que Saboia, mientras estaba al frente de la Embajada brasileña en Bolivia, contribuyó en la huida del senador Róger Pinto, quien tiene procesos penales abiertos en el país y se refugió en la representación brasileña solicitando (y obteniendo) asilo político. Habida cuenta que el Gobierno no le extendió el salvoconducto para que Pinto pudiese salir legalmente del territorio nacional, el accionar de Saboia puede interpretarse como una transgresión a la ley. En todo caso, estos hechos están siendo tratados por la justicia brasileña.

Cabe recordar también que la huida de Pinto le costó el cargo al ex canciller brasileño Antonio Patriota, y le valió a Saboia una suspensión de sus funciones, sanción que al parecer finalizará en octubre. A su vez, el senador de Pando por Convergencia Nacional, extralimitándose en su calidad de refugiado, intentó utilizar su visibilidad mediática para contar en Brasil con una plataforma política de crítica contra el gobierno de Morales. No obstante, las propias autoridades brasileñas le pusieron límites, al recordarle que en su calidad de refugiado, según estipula la normativa internacional, no puede emitir criterios políticos. 

De vuelta a los comentarios que suscitan esta reflexión, tal parece Saboia no tiene reparos con dejar en la prensa brasileña una imagen enlodada de lo que sucede en Bolivia. Y es que en resumidas cuentas sus declaraciones no hacen más que reflejar un abordaje (a nuestro juicio poco profesional y poco diplomático) de sus funciones como empleado de la Cancillería brasileña.

Dicho todo esto, vale destacar que en Bolivia no estaríamos ocupándonos de lo que dice o deja de decir un funcionario de una embajada extranjera, si no fuera que sus declaraciones pueden ser malinterpretadas como palabra oficial de su gobierno. La Asamblea Plurinacional ya se manifestó en contra de las declaraciones de Saboia. Podría ser pertinente que también nuestra Cancillería se manifieste al respecto, para enviar un mensaje oficial a Itamaraty.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia