Editorial

Insectos en la mira

Prácticas sencillas entre la población contribuyen a evitar la propagación de los mosquitos.

La Razón (Edición Impresa)

00:12 / 26 de octubre de 2016

Esta semana, las autoridades departamentales de salud iniciaron una cruzada contra ocho especies de insectos responsables de transmitir al menos 12 enfermedades peligrosas, algunas de ellas mortales, presentes en gran parte del país: chagas, dengue, malaria, fiebre amarilla, zika, chikungunya, leishmaniasis, peste, enfermedad de Lyme, fiebre tifoidea, tuberculosis y cólera.

Los esfuerzos de esta campaña, que se realiza por primera vez en varios países de Suramérica a instancias de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), estarán orientados a organizar talleres, concursos estudiantiles y otras actividades con la sociedad civil a fin de inculcar entre la población prácticas sencillas que pueden evitar la propagación de los vectores infecciosos. Por ejemplo el mosquito Aedes aegypti, responsable de la transmisión del dengue, malaria, fiebre amarilla, zika y chikungunya (enfermedades endémicas de zonas tropicales presentes en el 60% del territorio boliviano, donde habita el 40% de la población) utiliza recipientes que acumulan agua de lluvia para reproducirse. De allí que la eliminación de llantas, latas, baldes, botellas vacías, macetas, etc., constituye una de las estrategias más sencillas y efectivas para combatir la proliferación de este mosquito.

De igual manera se pretende educar a los pobladores para que acudan a los centros de salud en cuanto sientan los síntomas de estos males (fiebre alta y dolor en las articulaciones, principalmente) y no se automediquen. Esto porque las personas infectadas por este tipo de virus se convierten en los principales propagadores de la enfermedad, pues al ser picados por mosquitos sanos, éstos se convierten en vectores infecciosos y la enfermedad tiende a diseminarse. De allí la importancia de detectar cuanto antes a los posibles portadores en centros de salud equipados con los reactivos necesarios para tal efecto.

Además, el diagnóstico precoz resulta fundamental para tratar el chagas, una enfermedad que puede permanecer mucho tiempo en el cuerpo sin manifestarse (entre 20 y 30 años); pero cuando lo hace, las posibilidades de que un adulto se cure no alcanzan el 50%. Mientras que las probabilidades de que un niño menor de 10 años logre controlar esta dolencia son cercanas al 100%, siempre y cuando reciba oportunamente el tratamiento adecuado. Por ello sería deseable que esta semana las autoridades incidan en la importancia de realizarse evaluaciones periódicas en aquellos lugares donde la presencia de esta enfermedad es particularmente virulenta, especialmente en la zona de los valles de Chuquisaca y Potosí y en el Chaco; amén de impulsar acciones para evitar la proliferación de las vinchucas, el principal transmisor del chagas, como evitar vivir en habitaciones con paredes sin revocar, ya que las grietas y los recovecos constituyen un “paraíso” para estos insectos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia