Editorial

Inseguridad turística

Son muchos los delincuentes que se aprovechan  de la ingenuidad de los turistas

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

02:10 / 24 de junio de 2014

En los últimos años, el Gobierno ha destinado bastantes recursos para promover el turismo. Por ejemplo a través de la campaña “Bolivia te espera”, que anualmente gasta cerca de un millón de dólares a fin de divulgar la riqueza geográfica y cultural del país. Y lo propio ocurre con los $us 4 millones destinados para organizar una ruta del Dakar en territorio nacional.

Sin embargo, estos esfuerzos van a resultar vanos si es que no se realizan acciones en contra de la inseguridad que aqueja a los turistas que visitan Bolivia. Verbigracia, en los primeros cinco meses del año se registraron 964 casos de robo o hurto en contra de turistas extranjeros solamente en la sede de gobierno. Es decir, un promedio de 6,4 casos por día.

Desde hace años que se conoce la forma en la que operan estos delincuentes. Muchas veces esperan en los hostales y restaurantes más concurridos por los extranjeros a que se distraigan, y así poder sustraerles sus billeteras, mochilas y objetos de valor, como cámaras fotográficas, tabletas o celulares. De igual manera son muchos los que se aprovechan de la ingenuidad de los turistas para hacerse pasar por policías y robar sus pertenencias, empleando prendas y credenciales idénticas a las originales. Incluso a veces los delincuentes llegan al extremo de secuestrar a los extranjeros, obligándoles a revelarles las claves de sus tarjetas de crédito y débito. Al respecto cabe recordar el caso de la pareja de turistas austriacos cuyos cadáveres fueron encontrados en abril de 2006 en un cementerio clandestino, junto con el cuerpo de un español, luego de haber sido secuestrados durante días hasta que les vaciaron las cuentas bancarias.

Ahora bien, pese a conocer cómo operan estos delincuentes, la Policía no ha logrado detener esta ola de atracos. La falta de recursos y de personal es una de las razones que subyace detrás de esta deficiencia. Por ejemplo, la Policía turística de La Paz cuenta tan solo con 40 uniformados. Número a todas luces insuficiente para controlar la sede de gobierno, El Alto y otros municipios turísticos como Coroico. Otra de las razones que alegan es que no pueden aprehender a los criminales porque los turistas no hacen el seguimiento correspondiente cuando sufren algún delito. Carencia que revela, de nueva cuenta, la necesidad de reformar el sistema judicial del país, que únicamente funciona para quienes tienen la influencia, el tiempo y los recursos necesarios para hacer mover sus corroídos y oxidados engranajes.

Urge tomar medidas para proteger a los turistas que llegan al país a gastar su dinero, contribuyendo con el desarrollo nacional. Más aún en esta época en la que se puede compartir cualquier evento con miles de personas a través de las redes sociales. De allí que por cada turista que sufre algún atraco o una mala experiencia, son cientos (sino miles) los que dejan de llegar e invertir en la economía del país. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia