Editorial

Institucionalidad dañada

La Razón (Edición Impresa)

06:35 / 24 de agosto de 2015

La semana pasada, el exalcalde transitorio de La Paz inició una huelga de hambre exigiendo una serie de auditorías a la gestión 2010-2014 del reelecto Alcalde paceño, y la suspendió dos días después, afirmando que su solicitud había sido aceptada y que la Contraloría General del Estado indagaría los contratos que se firmaron en los últimos cinco años, casos de nepotismo, manejo de adquisiciones e inversión en el sistema de  buses PumaKatari, el autoalquiler de maquinaria municipal, el sobreprecio en el contrato del recojo de basura y la venta de refrigeradores, entre otros casos.

Irónicamente, un día antes de iniciarse la “extrema medida”, el propio Contralor declaró que no había recibido ninguna solicitud de auditoría de parte del exburgomaestre. Asimismo, un día antes que acabe la huelga de hambre, el Subcontralor anunció una auditoría financiera de oficio a la gestión transitoria del demandante, y reiteró que no había solicitud alguna de auditorías especiales a la gestión pasada. Queda, así, la duda de por qué el también expresidente del Concejo Municipal tuvo que acudir a la huelga de hambre, habiendo tenido mecanismos institucionales para denunciar y exigir, con la ley en la mano, las auditorías que ahora nadie sabe si se harán o no. Estas actitudes mellan la institucionalidad.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia