Editorial

Juan Gabriel

La Razón (Edición Impresa)

00:14 / 31 de agosto de 2016

Tras su partida a los 66 años, no tardaron en llegar justos elogios y reconocimientos para Alberto Aguilera Valadez, uno de los más grandes artistas latinoamericanos, mejor conocido como Juan Gabriel. Tan grande fue este cantautor mexicano que, según coinciden varios analistas, las presentaciones que dio durante la última semana de noviembre de 1990 en el Palacio de Bellas Artes de la capital azteca constituyen un punto de inflexión no solo en su carrera, sino también en la propia cultura mexicana del siglo XX.

En efecto, hasta antes de aquella histórica semana, ese espacio sagrado para la cultura mexicana únicamente había dado cabida al teatro, óperas, conciertos sinfónicos y espectáculos de la élite desde su inauguración, en 1934. De allí que el anuncio de que el Divo de Juárez iba a interpretar sus canciones flanqueado por los murales de Rivera, Siqueiros y Orozco no cayó muy bien entre algunos de los miembros de la élite intelectual y artística de entonces. Sin embargo, pese a sus reproches, el público culto mexicano terminó rendido ante la genialidad de Juan Gabriel, quien, por medio de su arte, no solo logró difuminar las divisiones de las clases sociales del país azteca, sino también las fronteras temporales y espaciales que limitan al común de los mortales.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia