Editorial

Juan León Cornejo

Juan León Cornejo siempre estuvo en el lugar oportuno si se trataba de defender la libre expresión

La Razón (Edición Impresa) / Ricardo Aguilar A.

00:02 / 19 de abril de 2015

El periodista Juan León Cornejo ya no está aquí, aunque en vida supo estar en el lugar y en el momento oportunos siempre que se tratara de defender, más que los principios gremiales del periodismo, el derecho constitucional a la información de todos los bolivianos. No conocí de manera íntima a Cornejo, sin embargo, el poco contacto que tuve con él bastó para que tenga hoy todo mi agradecimiento.

Evité escribir sobre el juicio que  me hizo la Procuraduría, entre otras razones porque está pendiente un juicio en el Tribunal de Imprenta, pero la partida de Cornejo, uno de los actores decisivos para que el juicio penal pase a un tribunal competente de imprenta, me obliga a hacerle el honor que se merece.

Cuando conocí el miedo verdaderamente de cerca, cuando de la noche a la mañana tenía un juicio y el acusador, una persona con mucho poder, pedía 30 años de cárcel sin derecho a indulto, cuando no tenía ninguna certeza de que los engranajes de un sistema jurídico funcional a mis acusadores no terminarían por triturarme, el apoyo del señor Cornejo fue crucial, si bien todas las ayudas fueron muy importantes.

Salía de la primera audiencia informativa en la Fiscalía, el 9 de mayo de 2014. En medio de mi confusión, en ese momento pesadillesco abrimos la puerta que nos llevaba al pasillo. Había muchas cámaras. En medio de las preguntas de la prensa, la primera persona que vi fue a Juan León Cornejo. “Juan León Cornejo, presidente de la ANP (Asociación Nacional de la Prensa)”, me lo presentó Claudia Benavente.

Me dijo que la ANP defendería el secreto de fuente, que el juicio era un despropósito. Desde ese momento Cornejo asumió el liderazgo de la defensa. Sé perfectamente que no me apoyaba a mí en particular, sino algo superior: el derecho a la información; no obstante, mi agradecimiento no puede ser mayor y quiero tomar su ayuda como si hubiese sido personal aun así haya dicho muchas veces que el tema fundamental era de principios.

Cornejo no regateó su ayuda por rivalidades mezquinas. Desde ese momento, en el pasillo de la Fiscalía, coordinaría la defensa del caso para ganarlo donde podíamos tener algún chance. Él vio rápidamente que ese juicio no lo ganaríamos en los juzgados —pues había una sentencia sin que siquiera se me haya permitido explicarme— sino de manera política. Él, desde la ANP, coordinó el manejo político del conflicto. Cornejo defendía el principio, no obstante, esa defensa me favoreció directamente, por eso siempre tendrá mi total agradecimiento. Su partida es una triste noticia. La libertad de expresión está de luto.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia