Editorial

Juego limpio

En todas las latitudes ha quedado en entredicho la idoneidad de quienes dirigen el fútbol

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

01:02 / 05 de diciembre de 2015

Qué lejos han quedado aquellos mágicos domingos de fútbol magistralmente descritos por Galeano, cuando ese maravilloso juego consistía fundamentalmente en el encuentro de 22 jugadores en una cancha de césped, quienes a partir del pitazo inicial, cual artistas del balón, ejecutaban una serie fantástica de toques y gambetas orientados a culminar en el ansiado grito de gol.

Hoy este deporte, pasión de multitudes, está manchado y no por quienes en cada jornada futbolera salen al campo de juego a defender los colores de sus equipos, sino por aquellos que detrás de bambalinas mal dirigen los destinos de esta disciplina deportiva, y que amparados en la superestructura casi intocable de la FIFA han cometido y cometen actos que denigran esta práctica.

En todas las latitudes del planeta ha quedado en entredicho la idoneidad de quienes dirigen el balompié internacional, desde el seno mismo de la FIFA en Zurich hasta las más connotadas asociaciones y federaciones de fútbol han sido alcanzadas por las garras de la corrupción, materializada en forma de sobornos por la venta de derechos de comercialización en la retransmisión de torneos futbolísticos y partidos de clasificación mundialista, además de la designación de sedes donde se desarrollan los campeonatos mundiales.

Días atrás, la Fiscalía General de Estados Unidos decidió acusar a otros 16 directivos del fútbol latinoamericano por crimen organizado, conspiración y corrupción. Además de los presidentes de las confederaciones de fútbol sudamericano y centroamericano (la Conmebol y la Concacaf), Juan Ángel Napout y Alfredo Hawit Banegas, respectivamente, figuran dos bolivianos, Carlos Chávez, el expresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), y Rómer Osuna, extesorero de la Conmebol.

Esta es la punta del iceberg, pues cuando se excava a profundidad pareciera que las dirigencias casi vitalicias de cada federación y asociación de Sudamérica han incurrido en los vicios del ente matriz, formando una red inimaginable de prebendas, sobornos, lavado de dinero y hasta serias sospechas de partidos amañados en favor del conjunto más “taquillero”, capaz de generar mayores ingresos.

La última vergüenza de esta forma de conducción del fútbol se vivió en la Asociación de Futbol Argentina (AFA). Una elección sin precedentes entre dos candidatos a la presidencia resultó con una votación empatada cuando estaban acreditados un número impar de delegados. ¡Indecoroso!

¿Y cómo vamos por casa?, y bueno, con una federación de fútbol con dos exdirigentes arrestados y sin rumbo claro. Ante este panorama de mercantilización del fútbol, en el que prima más la ganancia, no queda más que clamar que “la cancha no se ensucia” y que el mentado juego limpio (o fair play) es más que un eslogan, sino una forma de vida.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia