Editorial

Juicio contra ‘El Chapo’

El tráfico y el consumo de drogas no se van a detener a balazos ni con arrestos.

La Razón (Edición Impresa)

23:49 / 06 de noviembre de 2018

El lunes se inició en una corte de Nueva York el juicio contra Joaquín El Chapo Guzmán Loera, considerado cuando estaba libre como el mayor narcotraficante del mundo. Con este proceso, el Gobierno de EEUU busca sentar un precedente a tiempo de reivindicarse de la espina que le dejó el no haber podido juzgar nunca al colombiano Pablo Escobar.

Para tal efecto, la Fiscalía ha reunido a un grupo de fiscales sobresalientes del distrito federal de Brooklyn liderado por Andrea Goldbarg, el cual ha preparado más de 300.000 documentos, 117.000 grabaciones de audio y centenares de fotos para sustentar los 11 delitos que le atribuyen a El Chapo, vinculados con el tráfico y distribución de droga, posesión de armas y lavado de dinero. De ser hallado culpable, pasaría el resto de sus días tras las rejas en una prisión estadounidense, sin las ventajas que podría haber recibido en México.

Para mayor detalle, la Fiscalía estadounidense asegura que Guzmán creó y dirigió una empresa criminal (el cártel de Sinaloa) que desde el 2003 habría exportado y distribuido a EEUU al menos 155 toneladas de cocaína y 300 toneladas de heroína, marihuana y metanfetaminas; negocio que le habría reportado más de $us 14.000 millones. Como es de suponer, Guzmán Loera rechaza estas acusaciones, aunque en otros tiempos se jactaba de ser el mayor proveedor de “heroína, metanfetaminas, cocaína y marihuana (…) del mundo”, según el relato del actor estadounidense Sean Penn publicado en la revista Rolling Stone en 2015, a propósito de una reunión que sostuvo con Guzmán para supuestamente planificar una película sobre su vida.

Huelga recordar que El Chapo es conocido en el mundo no solo por la extrema violencia de su organización y la gran cantidad de droga que movilizaba, sino también por sus espectaculares huidas de cárceles mexicanas de máxima seguridad. Su última fuga, gracias a un túnel de 1,5 km de largo, supuso una dura humillación para el gobierno de Peña Nieto, además de poner en evidencia las deficiencias y la profunda corrupción que imperan en el sistema judicial azteca.

Por este motivo, el proceso contra El Chapo le da un pequeño respiro al Gobierno mexicano y a la Administración estadounidense, obsesionada en su lucha contra las drogas. Sin embargo, no va a significar una mejora sustancial en esta guerra. Y es que, como bien advierte el abogado y novelista mexicano Francisco Martín Moreno, el tráfico y el consumo de drogas no se van a detener a balazos ni con arrestos, ya que “por cada narcotraficante arrestado aparecerán otros cinco maleantes más especializados. Por cada cártel que se desmantele surgirán otros 10. Por cada helicóptero o avión equipado con complejos sistemas de radar, barcos y acorazados, se construirán 10 pistas clandestinas y los narcotraficantes adquirirán 10 o más aviones camuflados (...)”.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia