Editorial

‘Juqueo’ en Huanuni

El factor que solventa esta actividad es el mercado negro de minerales.

La Razón (Edición Impresa)

00:54 / 17 de febrero de 2017

El robo de mineral o “juqueo” debilita los ingresos de la Empresa Minera Huanuni (EMH), con pérdidas de al menos $us 2 millones cada mes. Si bien se precisa mayor vigilancia para evitar esta actividad alimentada por el mercado negro, también es necesaria para aplacar el clima de inseguridad generado por ésta en las vetas del lugar y las fricciones entre trabajadores del subsuelo.

Los “jucus” no solamente sientan presencia en territorio huanuneño, sino que son un común denominador en otros yacimientos explotados por dependientes de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) como por integrantes del sistema cooperativista. El estaño es la carnada por la que estos personajes son atraídos al cerro Posokoni y se calcula que existe hasta medio centenar de agrupaciones delincuenciales que ingresan a la mina del sector de Cataricagua.

Los mineros de la EMH y sus dirigentes, y el Comité Cívico del lugar se declararon en emergencia. La Gerencia reveló que hay más de 170 casos que se ventilan en los tribunales. Más aún, la Alcaldía indicó que no solo se padece la sustracción del mineral, sino el robo de equipos, perforadoras, brocas y dinamitas, entre otros.

Si bien es preciso más vigilancia para luchar contra este problema (los afectados piden mayor presencia militar y policial), también ésta es necesaria para lidiar con señales preocupantes de inseguridad, exacerbadas por el discurso de autoridades de la región de hacer justicia con sus propias manos. Por ejemplo, la anterior semana se dio un enfrentamiento entre “jucus” y efectivos del orden que se saldó con un conscripto herido.

Eso no es todo. Uno de estos ladrones, Nelson Muñoz Lima, de 28 años, falleció después de haber sido descubierto. Se le decomisó la carga de estaño que tenía en su poder y supuestamente recibió una golpiza propinada por trabajadores. Fue trasladado a dos nosocomios para poder salvarle la vida y dejó en la orfandad a dos pequeños. La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen tomó cartas en el asunto y los cuatro sospechosos de la agresión fueron liberados.  

Otro efecto es que la labor de los “jucus” pone en riesgo no solo su integridad, sino la de otros obreros, porque penetran en zonas abandonadas y/o que tienen restricciones por diferentes aspectos, ya que no siguen un plan de explotación y se rigen por la informalidad, lo que puede hacer tambalear la estabilidad de zonas del Posokoni.

El factor que solventa esta actividad es el mercado negro de minerales, donde se paga inclusive un precio mayor al oficial. Hay comercializadoras e ingenios clandestinos que son parte de esta cadena mediante la compra de concentrados. Un punto en que se requiere la intervención del Gobierno, que ya anunció medidas a través del Ministerio de Minería para poner contra las cuerdas al “juqueo”, que pulula en Huanuni y otras vetas del país.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia