Editorial

Justicia vecinal

Son opciones que, lejos de solucionar el problema, pue-den agravar aún más la inseguridad

La Razón / La Paz

00:12 / 10 de marzo de 2012

Frente a la impunidad y violencia bajo la que han estado operando algunos delincuentes en diferentes regiones del país, algunos sectores han decidido adoptar formas alternativas de justicia. Se trata de opciones que, lejos de solucionar el problema, pueden agravar aún más la situación de inseguridad; siendo el linchamiento la más peligrosa de estas expresiones.

Las soluciones planteadas desde esferas gubernamentales, expresadas en planes de seguridad ciudadana, se han caracterizado por ser coyunturales e ineficientes, y no han hecho más que generar un ambiente de animadversión contra el funcionamiento del sistema penal (Policía, justicia y sistema penitenciario). Esta crisis de legitimidad está dando lugar a la conformación de respuestas de carácter social contra la inseguridad. Por un lado, algunos sectores han decidido “tercializar” la seguridad ciudadana a través de empresas privadas. Por otro, está surgiendo la colectivización de la seguridad, con la conformación de brigadas vecinales de protección.

Por ejemplo, en El Alto, tras el asesinato de más de 70 personas a manos de cogoteros, los pobladores de al menos cuatro barrios de esa urbe han decidido imponer sus propias reglas. Verbigracia, en la zona 16 de Febrero piensan aplicar un “toque de queda” desde las 21.00 para evitar la presencia de desconocidos; mientras que en Santa Rosa hablan de expulsar a peruanos. Asimismo, la aplicación de la justicia por las propias manos (léase linchamiento de los supuestos delincuentes) ha cobrado fuerza no sólo en esa urbe sino también en otras comunidades.

El problema es que estas opciones pueden generar más perjuicios que beneficios. En cuanto a la sustitución de las labores policiales por guardias privados, este reemplazo supone dejar la seguridad de las personas en manos de individuos sin preparación y, en muchos casos, corriendo el riesgo de que sean potenciales o consumados delincuentes, dado el precario control que se ejerce sobre este tipo de empresas. Respecto a las brigadas vecinales, las consecuencias pueden ser incluso mayores. Este tipo de respuesta se sobrepone a la función policial, articulando una serie de procedimientos informales, que corren el riesgo de caer en la ilegalidad y en los excesos, siendo su máxima y más nefasta expresión los intentos de linchamiento y los linchamientos consumados. Los ejemplos de las injusticias que se cometen bajo esta histeria colectiva son innumerables.

Como se ha señalado anteriormente en este mismo espacio, la solución pasa por realizar un conjunto de cambios que transformen el modelo tradicional policial de carácter militar represivo a uno de carácter civil preventivo, acompañado de toda una estructura legal, que fortalezca la credibilidad de la administración de justicia en los ciudadanos y restablezca la legitimidad de las instituciones en su tarea de brindar seguridad y protección.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia