Editorial

Karachipampa

La Razón / La Paz

00:50 / 01 de noviembre de 2012

Semanas atrás, el Gobierno anunció que desde hoy el Complejo Minero de Karachipampa, la famosa fundidora de estaño considerada como ejemplo de “elefante blanco” por no haber operado nunca con todo su potencial, entrará en funcionamiento, y se espera que en tres meses esté produciendo a toda su capacidad.

Construida en los 70, pero inaugurada en 1984, la planta de Karachipampa era  un proyecto sobredimensionado, porque sus hornos necesitaban una cantidad de concentrado muy superior a la que se podía obtener de la minería nacional. A este obstáculo se suma el que la fundidora opera en un lugar lejano de los puertos marítimos, lo que encarece el mineral en barras y lingotes que se pueda producir, disminuyendo su competitividad en los mercados internacionales.

Sin embargo, con la puesta en marcha de proyectos como San Cristóbal, el problema de la provisión de concentrados de mineral pudo ser solucionado, y para ello, el Gobierno aprobó un decreto que autoriza la creación de un fideicomiso de Bs 348 millones para garantizar la cantidad de materia prima necesaria para poner en marcha los hornos de fundición. Queda por ver la eficiencia con que la planta será gestionada, no obstante, con su puesta en funcionamiento se da un nuevo paso en el proceso de industrialización del país.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia