Editorial

Lago amenazado

La Razón (Edición Impresa)

22:58 / 30 de mayo de 2016

Aprovechando el sustancial retroceso que el lago Poopó registró a finales del año pasado, investigadores del Centro Latino Americano de Ecología Social (CLAES) realizaron un estudio sobre los sedimentos y la calidad del agua que aún queda en ese humedal. Si bien para nadie era desconocido que el derrame de metales pesados y sustancias tóxicas que devienen de la minería explica en parte la crisis ambiental que atraviesa esa región del país, la investigación de CLAES ha permitido cuantificar este fenómeno, al estimar que cada día se vierten al Poopó al menos 39 kilogramos (kg) de cadmio, 821 kg de arsénico, 73 kg de plomo y 4 toneladas de zinc.

Los especialistas advierten que estos niveles de contaminación son muy elevados, y sus impactos, cada vez más evidentes. Por ejemplo, la mortalidad y las malformaciones entre el ganado y otros animales que se alimentan de las plantas que crecen cerca del lago y beben de sus aguas se han incrementado sustancialmente en los últimos años. Además, la fertilidad de los suelos, pastizales y cultivos también se ha visto seriamente afectada por la contaminación. Y todo ello, como es de suponer, repercute negativamente en la salud y el bienestar de los pueblos que habitan en inmediaciones del otrora segundo humedal más extenso del país. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia