Editorial

Libertad económica

Estos ‘estudios’ pasan por el cristal político e ideológico con el que se mire

La Razón (Edición Impresa)

04:10 / 14 de abril de 2014

El informe de Libertad Económica de la Fundación Heritage, creada en Estados Unidos en 1972 como un centro de investigación de política pública de corte conservador, fundamentada en los principios de libre empresa, gobierno limitado y libertad individual, sitúa a Bolivia en el puesto 156 de 177 como un país con una economía reprimida y de desarrollo incipiente.  El documento trata sobre nueve “libertades” y una restricción que permitirían a los países un crecimiento económico sostenible, mayores ingresos, mejores sistemas de salud, acceso a educación, mejor protección al medio ambiente, reducción de la pobreza y un incremento en el bienestar social. Las libertades sujetas de medición son: empresarial, laboral, monetaria, comercial, financiera, fiscal, propiedad, corrupción y una fuerte restricción al gasto público.

Es evidente que los factores de evaluación y calificación que emplea la Fundación Heritage para definir “libertad económica” tienen un fuerte sesgo de mercado y una casi satanización de la participación del Estado en la asignación de los recursos en una economía. Lo evidente es que en la clasificación que presenta Heritage existen algunas contradicciones que pueden quitar consistencia a los resultados expuestos por el estudio, que a todas luces muestra una verdad a conveniencia de una posición ideológicamente conservadora.

Por ejemplo, los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) que se encuentran en el rango de economía mayormente controladas fueron los que en los últimos cinco años mostraron altos índices de crecimiento y reducción de pobreza o Chile, que se encuentra en el rango de economías mayormente libres, tiene el mayor grado de desigualdad en la distribución del ingreso; finalmente Bolivia, que se encuentra calificada como economía reprimida y nacionalizadora, ha logrado reducir los índices de extrema pobreza y lograr tasas de crecimiento por encima de los BRICS, Chile o cualquier otro país que se encuentra en el rango de economías libres. Al parece algo no cuadra en el informe y lo preocupante es que inversores basan sus expectativas en este tipo de información metodológicamente débil.

Una evaluación y aceptación de este tipo de “estudios” lógicamente pasa por el cristal político e ideológico con el que se mire, pero lo demostrable es que en países guiados ciegamente por la total libertad de mercado (por no decir libertinaje) y reducción ortodoxa del Estado, acabaron subyugados por unos pocos especuladores que acapararon la riqueza generando crisis financieras y económicas de orden global que resultaron en millones de desocupados con la incertidumbre de tener nuevamente oportunidades de empleo digno, educación de calidad y salud. Al parecer el “dejar hacer, dejar pasar” no es garantía de una vida mejor, pero sí es garantía de libertad de elegir al patrón y las condiciones de explotación.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia