Editorial

Literatura infantil

Han comenzado a apostar a la producción de literatura pensada para niños

La Razón (Edición Impresa)

01:40 / 13 de abril de 2014

Hoy concluye, en el campo ferial de Següencoma, la III Feria Internacional del Libro Infantil, evento auspiciado por este diario que deja dos conclusiones principales: a pesar de los avances de la tecnología y la omnipresente televisión, en La Paz hay demanda de literatura para las y los niños, y, sobre todo, la producción bibliográfica nacional goza de buena salud. En efecto, pese a que el país dista mucho de mercados como el argentino, el brasileño o el colombiano, donde la industria editorial hasta ahora ha logrado afrontar exitosamente la avanzada de Internet y sus infinitos textos y copias digitales gratuitas de toda clase de libros, en Bolivia las editoriales han comenzado a apostar a la producción de literatura pensada para niños, niñas y adolescentes con muy buenos resultados, tanto en el lado de la oferta como en el de la demanda.

Así, las y los lectores de estas obras encuentran en los relatos fantásticos bolivianos, que abordan temas sociales como el acoso escolar, la migración y los valores morales, el peculiar lenguaje con el que se comunican y una realidad similar a la suya, en la que predominan las redes sociales y los juegos electrónicos.

Así, en la Feria es posible encontrar, con sello boliviano, libros que destacan por el tema y el contexto en el que se ubican, por ejemplo la novela Las andanzas de Dere, primer lugar del Premio Nacional de Literatura Infantil 2013, que entrelaza en su contenido una historia con valores morales de empatía y honestidad. Más cerca de la realidad cotidiana, se encuentran novelas como El vuelo del murciélago Barba de Pétalo, que aborda el tema de la migración, a propósito de los familiares que se fueron a España durante la ola migratoria que vivió el país pocos años atrás. Finalmente, la actualidad tecnológica también aparece en obras como el cuento Arturo es un marciano, texto escrito con la jerga y los códigos que utilizan ahora las y los jóvenes.

Como las tres obras citadas, hay muchas más, y gran cantidad de ellas zigzaguean entre lo ficticio y lo real para envolver a los menores en verdaderas historias que no están alejadas del contexto social en el que se encuentran. Hay, incluso, una novela titulada Trapizonda: Un video juego para leer, en la que la o el lector debe jugar para salvar a los personajes, inmersos en un mundo de dinosaurios.

Hay, pues, motivos para celebrar la todavía incipiente industria editorial boliviana, sobre todo porque de su éxito depende en gran medida la forma en la que los adultos de mañana se acercarán al conocimiento escrito. Ciertamente la puerta de ingreso al hábito de la lectura depende del ejemplo y estímulo de padres y maestros, pero también de cuán grata sea la experiencia de leer, y en eso es determinante la calidad del texto y de la edición.

Vale la pena visitar la Feria, y lo mejor de todo es que es gratis para menores de 12 años.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia