Editorial

Lúcida y oportuna alerta

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 21 de junio de 2015

En su primera encíclica escrita de manera independiente (la anterior fue redactada a cuatro manos, junto a Benedicto XVI), el papa Francisco reflexiona sobre el cambio climático y la pobreza, dos de los más grandes males que asolan a la humanidad y que amenazan con profundizarse. Este documento de 191 páginas, titulado Laudato si (Alabado sea, en italiano antiguo), puede ser leído como una lúcida denuncia contra el actual sistema de consumo, edificado sobre una alianza entre intereses políticos y empresariales que no solo está agotando los recursos del planeta, sino que además condena a vivir en la miseria a cientos de millones de personas en el mundo.

“El gemido de la hermana tierra se une al gemido de los abandonados del mundo”, escribe Jorge Bergoglio, a tiempo de advertir que “ante el agotamiento de algunos recursos”, estamos creando “un escenario favorable para nuevas guerras, disfrazadas detrás de nobles reivindicaciones”. Así, con frases claras y contundentes, el primer papa latinoamericano ha escrito una oportuna declaración de principios, que nos recuerda, a propios y extraños, la urgencia de modificar las bases de la economía y la política mundiales, si no queremos dejarles a las próximas generaciones un lugar en el que sobrevivir sea todo un desafío.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia