Editorial

Madre Tierra

El principal reto está en pasar de las palabras en favor de la Madre Tierra a la acción

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:04 / 22 de abril de 2015

Como sucede desde 2009, a instancias de Bolivia en el seno de la Organización de Naciones Unidas, hoy se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra, en un contexto de debate global entre preservar el planeta o permitir el desarrollo moderno de la humanidad. Hasta hace poco, la preservación de la naturaleza era la acción que menos adherentes tenía entre los líderes del mundo.

Al reconocer la importancia de conservar el planeta frente a los efectos contaminantes del desarrollo industrial contemporáneo, la ONU aboga por alcanzar “un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras”. Esta posición ha posibilitado que Bolivia logre iniciar en el seno de la Asamblea General el debate sobre los derechos de la Madre Tierra, asunto que se discute año tras año bajo el título “Armonía con la Naturaleza”.

Las ideas expuestas en los debates anuales, en los que intervinieron especialistas de EEUU, India, Francia, Suiza, Ecuador, Bolivia y varios otros países, sirvieron de base para el proceso de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible que se celebró en Río de Janeiro, Brasil, en 2012, en la que Bolivia logró introducir un apartado con el título antes señalado.

Dicho apartado propone reconocer al planeta Tierra los derechos a la existencia; a la reproducción del ciclo de la vida; a no sufrir modificaciones genéticas de las plantas que en ella crecen; a gozar de agua y aire completamente puros; y el derecho, concomitante con el anterior, a librarse de la aplicación de cualquier agente de contaminación. La noción básica señala que es posible pensar en un modelo de desarrollo no antropocéntrico, que sin ser obligatorio para todos los Estados, debe constituirse en una alternativa viable para aquellos que sí lo decidan adoptarlo.

Hasta ahora se han realizado cuatro diálogos interactivos en el seno de la ONU, y hoy está previsto que se realice el quinto. Lo avanzado hasta ahora, además del nutrido debate señalado más arriba, es la decisión de conformar una “red de conocimiento que facilite el apoyo y reconocimiento de la interconexión fundamental entre la humanidad y la naturaleza”.

Asimismo, se hace cada vez más evidente que urge “promover la armonía con la Tierra”, según la conciben las culturas indígenas, así como apoyar los esfuerzos realizados desde el nivel nacional hacia las comunidades locales, reflejando la protección de la naturaleza, según se registra en la última resolución de la ONU al respecto, aprobada en diciembre último.

Hay, pues, detrás de ese discurso, despectivamente calificado como pachamamista en años pasados, una apreciación cabal de las amenazas que se ciernen sobre el planeta y una agenda de futuro, cuyo principal reto está en ser capaces de pasar de las palabras a la acción. Es posible.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia