Editorial

Magia y basura en el Salar

La Razón / La Paz

00:01 / 25 de noviembre de 2012

El Salar de Uyuni es uno de los lugares más espectaculares de Bolivia, quizás el mayor. De cerca, por su inmensidad acogedora, por la peculiaridad de su flora y de su fauna, por las formaciones rocosas, fumarolas y lagunas coloradas que lo rodean, el inmenso desierto de sal cautiva siempre a todos los que lo visitan. Todo ello aderezado con una particular energía (campo magnético, para unos; cuestión de litio, para otros,) que propios y extraños perciben.

De lejos, afirman los astronautas, puede ser igual de impresionante, pues parece un inmenso espejo de colores. Al extremo que Edwin Aldrin, el segundo hombre en pisar la Luna, decidió encaminar sus pasos hasta Bolivia tras su gran hazaña, para ver de cerca aquel lugar que tanto le había llamado la atención durante su ascenso hacia el espacio. De allí que no sorprenda la cada vez mayor afluencia de turistas y fotógrafos en ese maravilloso sitio. El caso por ejemplo de la renombrada artista holandesa Sacarlett Hooft, cuyo periplo y trabajo artístico por esos lares, en compañía del escritor mexicano Alain-Paul Mallard, rescata hoy la revista Tendencias.

Paréntesis aparte, cabe lamentar que toda esa belleza se esté llenando de basura, por la ausencia de basureros, cuidado de la gente y de una estrategia estatal que maneje el turismo de manera responsable.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia