Editorial

Males de la pobreza

Subeditorial

La Razón

00:28 / 14 de diciembre de 2011

El municipio de La Paz habilitó un albergue temporal para acoger a los indigentes que llegan por Navidad desde Oruro y Potosí; sin embargo, su capacidad se ha visto ampliamente rebasada. Mientras la Alcaldía busca opciones para acoger a más personas, varias familias, al menos 16, todas con niños, se han instalado en la acera frente al albergue. Sus únicas armas para combatir el frío y la lluvia son algunos cartones, bolsas plásticas y otros enseres que emplean para descansar.

Haciendo el escenario aún más lamentable, 36 de los 61 niños que están dentro del refugio manifiestan diversas enfermedades, especialmente infecciones respiratorias agudas, del tracto urinario y sarna. Padecimientos que se pueden agudizar, poniendo en riesgo su vida, pero además extender al resto de los niños y adultos, por tratarse de virus y bacterias altamente contagiosas. Previsiblemente, muchos de los niños que están ahora a la intemperie deben tener las mismas afecciones.

De nueva cuenta, en estas fiestas, vemos cómo la pobreza gusta de ensañarse con los más desfavorecidos, pero también nos recuerda que la miseria es un mal social, creado por el hombre, y que es responsabilidad de todos erradicarla; pero no con limosnas, sino a través de verdaderos esfuerzos que demandan tiempo, compromiso y desprendimiento.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia