Editorial

Mejorar la agricultura

Toca ahora que el Gobierno también se proponga estimular estas buenas prácticas agrícolas

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

01:40 / 05 de abril de 2016

En 2014, la Organización de Naciones Unidas, a través de su Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), celebró el “Año internacional de la agricultura familiar” para destacar la importancia de este tipo de producción de alimentos como el más apropiado para garantizar la lucha global contra el hambre. Mucho se hizo, pero aún queda más por hacer.

Previsiblemente, el esfuerzo por mejorar las prácticas —y los resultados— de la agricultura familiar no depende únicamente de las familias campesinas, sino también de toda clase de instituciones dedicadas a promover estas mejoras, comenzando por el propio Estado en sus tres niveles gubernativos. El Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (Cipca) es una de esas instituciones, cuyo trabajo ya comienza a dar frutos visibles. En efecto, con el fin de contribuir a la sostenibilidad de la economía campesina e indígena del país, Cipca impulsa la implementación desde hace 15 años de sistemas agroforestales, que han permitido recuperar tierras infértiles y mejorar la calidad de vida e ingresos de al menos 1.000 familias del norte amazónico.

Según los técnicos de la ONG, estos sistemas son una forma de producción sostenible que utilizan los recursos naturales disponibles en el medio, la mano de obra familiar y los conocimientos locales para recuperar suelos degradados, combinando la producción de cultivos anuales con plantaciones de mediano plazo (de cuatro a seis años) y largo plazo (de seis a ocho años), y la crianza a pequeña escala de animales.

Uno de los beneficiados con el programa, cuyos hijos pudieron estudiar carreras técnicas gracias a la mejora de los ingresos familiares, explica que al principio obtuvieron productos para el consumo propio de la familia como maíz, arroz, hortalizas, frijol, yuca y plátano; pero con el paso del tiempo y el mejoramiento de la tierra se puede tener frutas, cacao, castaña y madera. Transformar una parcela degradada en una rentable tarda al menos seis años; mientras tanto, Cipca les provee a los campesinos semillas a precios más bajos que en el mercado, brindando de esta manera otra forma de ayuda.

Sobre la base del éxito obtenido, Cipca, con apoyo de la ONG británica Oxfam, ya está realizando los estudios necesarios para expandir el programa a los valles y el altiplano, donde se necesita combatir la deforestación agrícola y, si todo sale como está previsto, cumplir con la meta fijada en la Agenda 2025 (lanzada por el Gobierno a inicios de 2013) de tener 50.000 hectáreas agroforestales productivas en el país.

Se trata, pues, de una excelente muestra de lo que es posible cuando las necesidades de la población son correctamente valoradas y se provee soluciones apropiadas, que por no ser inmediatas pueden ser sostenibles. Toca ahora que las autoridades del Estado también aprendan a estimular estas buenas prácticas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia