Editorial

Memoria y justicia

El fallo nos recuerda que la memoria histórica a veces parece dormida, pero nunca desaparece.

La Razón (Edición Impresa)

22:49 / 30 de mayo de 2016

El  viernes, el Tribunal Oral Federal 1° de Argentina dictó histórica sentencia contra 15 militares acusados de delitos de lesa humanidad durante la época de dictaduras en el marco del Plan Cóndor, operación transnacional que segó la vida de cientos de personas, muchas de ellas desaparecidas hasta hoy. La sentencia brinda nueva esperanza en la Justicia.

En efecto, este fallo, que condena a los acusados a cumplir penas de entre ocho y 25 años de prisión, es el primero que se dicta en el marco de un proceso iniciado hace 16 años en contra de 22 acusados por los horrores del Plan Cóndor, organización que, con auspicio de EEUU, coordinó acciones represivas en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay. De todos los acusados, cinco fueron apartados o murieron en el curso del proceso, como el exdictador argentino Jorge Rafael Videla; y de los 17 restantes dos fueron absueltos. Entre los sentenciados destacan el exdictador argentino Reynaldo Bignone y el excoronel uruguayo Manuel Cordero.

La casi veintena de militares sentenciados fueron acusados por delitos contra un centenar de víctimas, entre las cuales figuran 45 uruguayos, 22 chilenos, 15 paraguayos, 11 bolivianos, 10 argentinos y 1 ecuatoriano, muchos de ellos desaparecidos hasta hoy.

Para las organizaciones de víctimas y familiares de detenidos y desaparecidos, y de defensa de los derechos humanos, el fallo del viernes es un hito histórico de gran trascendencia, pues se abre una esperanza para seguir con las indagatorias y buscar nuevas sentencias, tanto en Argentina como en el resto de los países afectados por el Plan Cóndor.

En Bolivia, particularmente, la sentencia es un aliciente para la Asociación de Familiares de Detenidos, Desaparecidos y Mártires por la Liberación Nacional y Social (Asofamd), que hace meses presentó a la Asamblea Legislativa Plurinacional un anteproyecto de ley para crear en el país una Comisión de la Verdad, con mandato para investigar a los responsables de las dictaduras que asolaron el país entre 1964 y 1982, pero sobre todo para descubrir el paradero de decenas de desaparecidos.

En tiempos cuando las fuerzas conservadoras intentan retomar el poder, como en Argentina, donde el Gobierno electo a fines de 2015 está desmantelando una por una las conquistas sociales y profundizando la contradicción capitalista; o en Brasil, donde el Parlamento ha apartado del cargo a la Presidenta electa para entregárselo a un político ultraconservador y sin base social, noticias como la del viernes sirven como recordatorio de que la memoria histórica a veces parece dormida, pero nunca desaparece. Es de esperar que en el país la lección argentina sirva para que las autoridades consideren con la seriedad que merece la propuesta para crear una Comisión de la Verdad, cuya función será, además de despertar la memoria, trabajar para que se haga justicia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia