Editorial

Muertes en la FAB

Preocupa la gran cantidad de accidentes de aeronaves de la FAB en lo que va de 2014

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

01:03 / 15 de agosto de 2014

En menos de diez días han ocurrido dos terribles accidentes de aviación con naves de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB). Primero, a fines de julio, una avioneta Beechcraft se accidentó en Laja, La Paz; en esa ocasión, por fortuna, los dos tripulantes resultaron ilesos. Días más tarde, en Calchani, Cochabamba, otra avioneta cayó a tierra. La situación es muy preocupante.

El segundo de los dos siniestros mencionados, ocurrido el 8 de agosto, se saldó con los dos tripulantes de la nave fallecidos, un mayor y un teniente que regresaban de La Paz luego de participar en la parada militar.

En este mismo año, a inicios de junio, un helicóptero de la FAB tuvo que aterrizar de emergencia en los alrededores de Chimoré, en el trópico de Cochabamba, aparentemente debido a problemas de orden técnico. Y lamentablemente hay más: el 4 de julio, una aeronave Sabre, también de la FAB, tuvo un problema de despresurización mientras se dirigía de La Paz a Yacuiba y tuvo que regresar de emergencia; un día antes, un avión Hércules, también de la FAB, tuvo otro incidente en el Aeropuerto Internacional de El Alto. El 5 de junio, otro helicóptero de la FAB se accidentó en Yungas de Vandiola y las cuatro personas que lo tripulaban resultaron heridas.

Si indagamos, seguramente hallaremos más casos similares en los meses pasados. La cantidad de incidentes y accidentes de aeronaves de la FAB solo en lo que va de 2014 ya es preocupante. Es bien sabido que la profesión militar no está exenta de riesgos, sino todo lo contrario; sin embargo, es evidente que estas son señales de alerta sumamente importantes y que deben ser tomadas en cuenta por las autoridades competentes, con la más alta prioridad.

Es precisamente por la gravedad de los hechos que muchas preguntas surgen, entre ellas: ¿los aviones de la FAB están en condiciones técnicas para volar? ¿Cuál es la antigüedad de las naves de la FAB? ¿Reciben el mejor mantenimiento posible? ¿Preocupa a los altos mandos, que probablemente ni pilotan ni tripulan estas naves, el riesgo al que están sometidos quienes sí lo hacen?

Además de los significativos daños económicos para la institución castrense, no debe perderse de vista que cada miembro de la FAB involucrado en estos hechos tiene familia, y que las probabilidades de que un accidente aéreo cause pérdidas humanas son muy elevadas.

Finalmente, más allá del drama familiar y humano, esta lamentable seguidilla de incidentes puede poner en cuestión la propia capacidad operativa de la FAB, que presta un servicio público a través de su empresa Transporte Aéreo Militar (TAM). Así, es urgente que las autoridades competentes informen a la sociedad de estos hechos y, sobre todo, de las medidas adoptadas para evitar que se repitan en el futuro.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia