Editorial

Mujeres, al paro

Siempre es hora de enfrentar el flagelo aunque el propósito no sea fructifero por ahora.

La Razón (Edición Impresa)

00:58 / 08 de marzo de 2017

Una inédita protesta se celebrará hoy en al menos 50 países en coincidencia con el Día Internacional de la Mujer. Según la previsión, activistas y colectivos de mujeres harán una pausa laboral, una huelga sexual y un paro en el trabajo doméstico, cuyo objetivo es generar conciencia en la sociedad e interpelar al Estado sobre la situación de desigualdad.

Bolivia no quedará exenta de la manifestación cuyo lema es “Si nuestras vidas no valen, pues produzcan sin nosotras”. Distintas organizaciones se sumarán a la medida, que incluye un paro de actividades de 10 minutos en las oficinas. En La Paz, la movilización fue convocada para las 12.30 en el Obelisco y habrá una marcha entre la Plaza Mayor y la Plaza del Bicentenario a partir de las 16.30.

Esta distinta manera de celebrar la fecha coincide en el país con un caso reciente de feminicidio ocurrido en un recinto militar en Cochabamba, todavía en investigación, que se suma a una cifra preocupante de 26 en lo que va del año, según información de ONU Mujeres Bolivia, que se sustenta en datos del Centro de Capacitación y Servicio para la Mujer (Cecasem). Este flagelo es la consecuencia más nefasta de la desigualdad de género, cuya lucha diaria impulsa las manifestaciones en el mundo.

Si bien hay avances en la batalla contra el problema social, como la institución de leyes que protegen a las mujeres, resguardan sus derechos o impulsan su participación política, además de las acciones propias de instituciones y colectivos vinculados al asunto, el paso definitivo a la extirpación del mal parece estar muy lejano de la realidad.

Las autoridades y la misma sociedad no encuentran la forma de concienciar a la ciudadanía sobre sus actos contra las mujeres, desde el menosprecio a su condición natural, el irrespeto a su fuerza de trabajo, la cosificación de su cuerpo, la abstracción de su incidencia en la innovación tecnológica o la desconsideración a su aporte político, intelectual y productivo al desarrollo del país hasta el desprecio a su existencia. Por idiosincrasia o machismo, esas taras se reproducen sin cesar hasta naturalizarse sin vergüenzas.

Siempre es hora de enfrentar el flagelo aunque el propósito no sea fructífero por ahora, sin días especiales ni llamados específicos como el de hoy. Las reflexiones deberían comenzar en casa, reproducirse en los ámbitos públicos y desembocar en políticas concretas y factibles en el Estado y sus gobiernos e instituciones. Por sí solas, las normas a favor de las mujeres no son efectivas; hacen falta presupuesto, programas y sistemas de protección de ese sector vulnerable de nuestras comunidades urbanas y rurales.

Que sumarse a las manifestaciones de este día y los que vienen sea por compromiso real y justicia con ellas, que son el sostén vital de la marcha del país y la igualdad de sus mujeres y hombres.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia