Editorial

Mujeres trabajando

El desempeño de las mujeres en labores de albañilería es idéntico al de los varones

La Razón / La Paz

00:08 / 13 de septiembre de 2012

Quienquiera que haya pasado por una obra en construcción ha tenido que ver la creciente presencia de mujeres en labores de albañilería, lo que, una vez más, echa por tierra el viejo mito de que ellas no pueden hacerse cargo de tareas “pesadas”, pues su desempeño es idéntico al de sus pares varones. Lamentablemente, su ingreso no es el mismo que el de ellos.

En efecto, según el secretario ejecutivo de la Confederación de Constructores de Bolivia, en todo el país hay 12 mil mujeres dedicadas a las tareas de albañilería, y se estima que la presencia femenina en las obras en curso llega hasta el 30% del total de la fuerza de trabajo.

Sin embargo, un estudio de la Red Hábitat, publicado a inicios de año, revela que si bien ellas trabajan a la par que ellos, su remuneración es en promedio 15% menor, y las mujeres entrevistadas señalan que aún no pueden acceder a los puestos de maestro de obra o de contramaestre, reservados para varones, incluso si las mujeres tienen la misma experiencia o capacidad de dirigir al grupo de trabajadores. Finalmente, los testimonios recogidos por este diario entre mujeres constructoras muestra que la mayoría de ellas, sino todas, son todavía víctimas de la doble jornada, pues además del trabajo en las obras deben hacerse cargo de la alimentación de la familia y otras tareas domésticas.

Asimismo, el citado estudio de Red Hábitat revela que la mayoría de las obreras que laboran en la ciudad de La Paz provienen de poblaciones rurales, tienen una baja instrucción educativa y desconocen sus derechos laborales, como la afiliación a seguros, aportes para jubilación y el derecho a días libres, entre otros. También añade que un número elevado de mujeres ingresó al rubro de la construcción después de haber experimentado en otras áreas laborales.

En el marco de la misma investigación, se desarrolló una encuesta cuyos resultados muestran que el 42% ingresó al oficio por la necesidad de ganar dinero; el 12% lo hizo porque sus familiares siempre trabajaron de albañiles; y el 9%, por la invitación de una amiga y otros motivos.

Por otra parte, se sabe que actualmente hay al menos cuatro microempresas de construcción constituidas exclusivamente por mujeres que participan en concursos y licitaciones públicas, lo cual constituye una otra manera de insertarse en el rubro con posibilidades de ampliar aún más el campo disponible para ellas. Hay que añadir que las mujeres consultadas por La Razón coincidieron en su voluntad de aprender las tareas más especializadas del oficio para superarse y mejorar su desempeño en obra.

Hay, pues, un claro proceso de inserción laboral de las mujeres en ámbitos que hasta hace pocos años eran exclusivos de los varones. Es bueno que así sea, pues son cada vez más las mujeres que llevan sobre sus hombros la carga de mantener a la familia.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia