Editorial

Negligencia nuclear

Según el informe, la crisis nuclear que vivió Japón en 2011 fue ‘un error humano’

La Razón / La Paz

03:08 / 10 de julio de 2012

Días atrás, la comisión independiente creada por el Parlamento japonés para investigar el accidente de la planta nuclear de Fukushima entregó su informe. La principal conclusión sostiene que la crisis atómica que vivió Japón en 2011 fue “un error humano”, resultado de una actitud inapropiada, tanto de los operadores de la planta, los reguladores, como del Gobierno.

En efecto, la investigación infiere que si bien el terremoto y el tsunami del 11 de marzo de 2011 provocaron el desastre, las consecuencias se debieron a una respuesta deficiente por parte de los responsables durante las horas, días y semanas que siguieron al accidente en Fukushima; pero también y sobre todo antes del terremoto.

En reiteradas ocasiones, los operadores de la planta afirmaron que el accidente había sido consecuencia de un tsunami de dimensiones imprevisibles. No obstante, la comisión aclara que desde 2006, los reguladores y los altos mandos de Tokyo Electric Power (Tepco), propietaria de la planta, eran conscientes de un posible sismo de tal envergadura, susceptible de provocar el corte total en el suministro de electricidad (esencial para salvaguardar las medidas de seguridad). Sin embargo, no tomaron medidas para prevenir los riesgos.

Respecto a la reacción de los encargados de gestionar el accidente, el informe señala que, a pesar de que hubo varias oportunidades para tomar acciones apropiadas para reducir los impactos, “las agencias de regulación y la dirección de Tepco deliberadamente no hicieron nada, postergaron sus decisiones o tomaron las medidas que les convenían. No se adoptó ninguna medida de seguridad en el momento del accidente”. Por estos y otros argumentos, la comisión acusa de colusión —en negligencias y falta de iniciativa— a Tepco, a los reguladores y a las autoridades gubernamentales.

Para explicar cómo fue posible un accidente de la envergadura de Fukushima en un país como Japón, de excelencia tecnológica y respeto a las normas, la investigación concluye que factores propios de la cultura nipona (como el sentido de la obediencia ciega, la renuencia a cuestionar la autoridad, la tendencia a seguir literalmente los protocolos incluso en situaciones de emergencia y la resistencia a incorporar ideas foráneas) concurrieron para desencadenar el desastre.

Finalmente, las recomendaciones ponen énfasis en la importancia de modificar radicalmente las relaciones entre reguladores, empresas y Gobierno; e implementar mejoras en la normativa asociada al sector nuclear, aligerar la burocracia y dotar al personal in situ de la formación y la autoridad para tomar decisiones.

En resumidas cuentas, el informe recuerda la importancia de tener organizaciones sólidas, responsables y transparentes detrás de cualquier emprendimiento, para poder sortear crisis y emergencias.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia