Editorial

Negocio de caseras

El proyecto busca que las tiendas de barrio sean más competitivas y así evitar su cierre

La Razón / La Paz

00:05 / 29 de marzo de 2012

A juzgar por su número en toda la ciudad, las tiendas de barrio parecen ser un buen negocio; sin embargo, para que en efecto lo sean, requieren muchas horas de trabajo y, sobre todo, habilidad para los negocios, pues de otro modo y debido a la competencia es posible que el emprendimiento no fructifique y termine cerrando. Un proyecto busca cambiar esa situación.

Se trata del proyecto Dinamización de Tiendas de Barrio en la Ciudad de La Paz, que fue creado hace un año por la Fundación para el Desarrollo Sostenible (Fundes) y funciona con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo-Fondo Multilateral de Inversiones (BID-Fomin) y la Fundación ELEA (The Elea Foundation for Ethics In Globalization); cuenta, además, con el apoyo del Gobierno Municipal de La Paz. Según explicó la gerente general de Fundes, el proyecto busca el fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) en los comercios de las zonas de Cotahuma, Centro, Miraflores y Sur, y la meta propuesta es lograr que las tiendas de barrio sean más competitivas, implementando un modelo de negocio que promueva su desarrollo, permanencia y crecimiento, evitando de esta manera la posibilidad de cierre. 

Los resultados después de un año alientan el optimismo: el proyecto se inició con 120 tiendas y hoy son 380; en unos días más se sumarán otras 120 y se espera llegar a las 1.100 hasta 2013, cuando concluye la iniciativa. Pero lo más importante son los efectos en el negocio: en promedio, las y los participantes aumentaron sus niveles de venta en 40%, el número de sus clientes creció en 25% y sus márgenes de ganancia crecieron hasta en 48%. Un informe de Fundes al respecto destaca que estos resultados se deben a que las y los participantes aplicaron un buen manejo de técnicas de mercadeo y tuvieron un eficiente manejo en la administración y control de inventarios.

Asimismo, según los testimonios de las y los participantes de la red de tiendas “Mi Caserita”, el programa les permitió aprender desde el modo de detectar billetes falsos, pasando por técnicas para exhibir la mercadería de mejor manera, hasta estrategias de atención al cliente, que es el elemento que, en última instancia, marca la diferencia entre una 'casera' y las demás; el hecho que algunos no sólo hayan visto crecer su negocio, sino que incluso estén pensando en abrir sucursales es la mejor prueba de ello.

Se trata, pues, de una iniciativa positiva cuyos beneficios no son exclusivamente para los comerciantes, sino también para otros y otras 'caseritas', que podrán imitar las estrategias, y, sobre todo, para las y los clientes, que son quienes en última instancia importan. Favorecer de esta manera el desarrollo de las Pymes implica apoyar al desarrollo de la economía nacional, ojalá este programa se replique en otras ciudades del país.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia