Editorial

Niñas discriminadas

Los que hoy son educados en la exclusión serán los discriminadores de mañana

La Razón

00:00 / 12 de febrero de 2012

Días atrás, en este mismo espacio, se señalaron diversas situaciones anómalas en el ámbito educativo que por su carácter estructural exceden los problemas coyunturales de la implementación del nuevo currículo educativo, sin que sociedad ni autoridades logren resolverlos. Tal vez por eso uno de ellos ha adquirido en los últimos días rasgos de delito público.

En efecto, en Cochabamba se ha desatado un amargo conflicto en el centenario colegio Bolívar debido a que por instrucción de las autoridades departamentales de educación diez niñas fueron inscritas en tercero de secundaria, rompiendo de esa forma la “tradición” de colegio “sólo de varones” que ostentaba, fuera de la norma, hasta este año.

Sorprendentemente, varios padres y madres de familia se opusieron al ingreso de las estudiantes, e incitaron a sus hijos a abandonar el aula para no compartir con ellas. El argumento para oponerse fue que las diez nuevas inscritas no habían “dormido en la calle” haciendo fila para la inscripción, a diferencia de los demás; pero más pronto que tarde se evidenció que la pugna obedece a que aún hoy hay gente que cree que niños y niñas no deben juntarse en la escuela, entre ellos el Arzobispo de Cochabamba, que el viernes se pronunció a favor de los padres y madres discriminadores.

Todo comenzó el lunes 6, cuando las diez estudiantes llegaron a pasar su primer día de clases y tuvieron que padecer el desprecio y la discriminación de intolerantes padres y madres, que se opusieron a su ingreso y luego a que compartan salón de clases con sus hijos. El martes y el miércoles, debido a la tensión, no hubo clases y el jueves se reiniciaron las actividades gracias a que las estudiantes llegaron escoltadas por autoridades educativas, activistas de derechos humanos y, sobre todo, policías. Aun así, la intolerancia volvió a hacerse presente y las niñas quedaron solas en el salón, acompañadas únicamente de un varón que manifestó no estar de acuerdo con los demás estudiantes.

El viernes la situación se repitió, pero con más violencia, obligando a los policías a usar gas pimienta, dejando personas heridas. Hasta entonces, dos de las diez niñas habían decidido desistir de su intento de estudiar en el colegio Bolívar. Es difícil saber qué sucederá mañana, pero cabe la posibilidad de que se activen acciones legales por discriminación contra quienes han iniciado y alentado el conflicto, en el marco de lo dispuesto en la Constitución Política del Estado y en la Ley 045, de Lucha contra el Racismo y toda forma de Discriminación. Es lo que corresponde.

Es que, al margen de la vergüenza y frustración que esta situación causa, no sólo entre las niñas discriminadas, lo que se observa es un problema social que no debe quedar impune, pues aquellos niños y niñas que hoy son educados en la exclusión son los discriminadores de mañana.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia