Editorial

Niños en la calle

Allí afuera, en las calles, la miseria y la exclusión se viven con todas sus letras

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:29 / 15 de septiembre de 2015

Para nadie es desconocido que en las calles del país viven cientos de niños y adolescentes abandonados a su suerte, en un mundo donde siempre falta el alimento, el abrigo y el cariño; y por el contrario sobran las enfermedades, el maltrato y la violencia. Una dura realidad en la que las niñas llevan la peor parte y que hasta ahora no ha sido abordada como una política de Estado.

Prueba de ello es que no se tiene una estimación exacta y se desconoce las características de las personas que carecen de un hogar en el país. Empero, para contrarrestar este vacío, el Viceministerio de Seguridad Ciudadana está trabajando en coordinación con 16 instituciones involucradas en este rubro, entre ellas Unicef, para desarrollar un modelo integral para la atención y la prevención de los niños y adolescentes en situación de calle.

Como parte de este proyecto de largo aliento, que se gestó en un encuentro organizado en diciembre de 2012 con la participación de los principales actores, se acaba de concluir un primer censo para conocer con mayor profundidad las cifras y las peculiaridades de esta problemática. Según los datos preliminares de esta investigación, en la sede de gobierno viven en situación de calle al menos 790 niñas, niños y adolescentes que han abandonado sus hogares para escapar de los abusos físicos, sexuales y psicológicos; y en toda Bolivia los casos suman al menos 4.000. 

Huelga señalar que estas cifras son bastante inferiores a las que antes se barajaba a partir de las diferentes estimaciones que las instituciones del rubro realizaban de manera independiente. De todas maneras, esta positiva disminución resulta empañada por la constatación de las terribles condiciones que imperan en el mundo de las calles.

Por ejemplo, la mayoría de las niñas y adolescentes en esta situación consienten la violencia sexual comercial con tal de tener un poco de dinero para poder comprar algo de comida, alcohol y drogas que les ayudan a escapar del frío, del hambre y del desamparo. Al respecto, el coordinador de Maya, Paya, Kimsa, una de las instituciones que está participando en este proyecto, señala que la clefa está perdiendo terreno frente a la irrupción de dos nuevos inhalantes, el “alteño” y el “bajeño”, elaborados con gasolina y thinner, que son igual o más dañinos para el organismo.  

De regreso al diagnóstico que aquí se comenta y que será presentado oficialmente en las próximas semanas, es de esperar que, además de contribuir a la elaboración del mencionado modelo integral para la atención y la prevención de los niños y adolescentes en situación de calle, sirva para interpelar a la sociedad en su conjunto, recordándole que allí afuera la miseria y la exclusión se viven con todas sus letras y que se trata de fenómenos creados y alimentados por la sociedad; por tanto, su erradicación es responsabilidad de todos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia