Editorial

Nobel de Economía

Su aporte fue el diseño de economías en las que la ética y los valores sean elementos decisorios

La Razón / La Paz

03:09 / 22 de octubre de 2012

Alvin Roth y Lloyd Shapley fueron reconocidos con el Nobel en Economía 2012 por su aporte en el rediseño de mercados con base en asignaciones estables, aplicando modelos matemáticos. Su contribución fue encontrar la cantidad requerida y el precio convenido en mercados caracterizados por la aversión que pueden generar los tipos de bienes y servicios que se transan.

Si bien esta explicación académica puede resultar incomprensible para quienes no estamos familiarizados con  las ciencias exactas y económicas, cabe hacer algunas puntualizaciones prácticas para comprender la importancia y el alcance de este aporte.

Existen mercados que, además de la racionalidad del intercambio, están dominados por factores que pueden alterar la sensibilidad de los economistas, pero no de los participantes, y en los que toda transacción contiene elementos éticos que definen si se realiza o no la compra o venta de un determinado bien o servicio. Dada esta situación, primero es relevante identificar cuáles son los mercados que pueden generar algún tipo de aversión que para algunas culturas puede ser socialmente aceptable, pero para otras no. Un ejemplo es el “mercado” de órganos, caracterizado por una mezcla de elementos éticos y valores que pueden trascender a la “asignación eficiente” de los mercados tradicionales, en los que la comercialización del tipo de bien que se transa genera una sensación de rechazo al pensar, por ejemplo, que quienes pueden pagar por el “bien” vivirán; mientras que los menos afortunados no. 

De igual manera, otros “mercados” como el de la adopción de niños, tráfico legal de estupefacientes, prostitución, pornografía, casas de juego o arbitraje financiero (por más regulados que estén) pueden generar sentimientos encontrados y conflictos éticos más allá del grado de amplitud o tolerancia que tenga una sociedad a ese tipo de transacciones.

Segundo, la repulsión máxima frente a este tipo de mercados llega a manifestarse cuando efectivamente se mercantiliza y monetiza el “bien” o “servicio” objeto de la transacción. La deshumanización del objeto de intercambio, sumado a que el pago implica cierto grado de coerción en desmedro de quien brinda el “bien” o el “servicio”, puede conducir a la explotación de los participantes más débiles.

Por tanto, estos mercados requieren de una mayor intervención/diseño, para que las condiciones de intercambio eviten la cosificación y coerción de sus participantes; y para que no sean los fines de lucro sino la satisfacción de una necesidad (como la de vivir, en el caso del trasplante de órganos) la que guíe a transacciones eficientes. Pero para que ello ocurra, el Estado debe intervenir en su diseño y aplicación. De ahí que el aporte de ambos investigadores, en diseñar economías en las que la ética y los valores sean elementos decisorios, merece sin duda un reconocimiento como el Premio Nobel.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia