Editorial

Nombres, nombres

En esta colección de nombres destaco el trabajo del periodista Roberto Cuevas Ramírez.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Mansilla Torres

00:12 / 07 de septiembre de 2016

Las pifias que doriamente comete don Samuel con sus tuits le están generando réditos en el olimpo del sarcasmo y la burla. El empresario del cemento puede ganar por sus mentiras el apodo de Capo del cemiento. Su último traspié fue dar por fallecido a Filipo Escobar, siendo que el dirigente estaba vivito y fumando. En aquel tuit Samuel, el Samuellulla, aseveró que su fallecido de turno fue en vida el gran promotor del No contra Evo, olvidando que Filipo también combatió trotskamente a Siles Zuazo y al Gral. Torres. El patrón cemientero es autor de otros épicos tuits que podrían ameritar que la gente acabe llamándolo Doria Mentira.

En el otro lado de ese mundo de falsedades, donde ni la muerte es verdad, están los que persisten en el canto rebelde, los indómitos héroes de la resistencia antiimperialista. Militantes de la palabra revolucionaria embanderada en la copla popular, seis entidades musicales se presentaron el 1 de septiembre en Cochabamba. Digo entidades como decir identidades, grupos y solistas de ejemplar trayectoria en eso del canto nuevo. Nombro a César Junaro, Negro y Blanco, Marco Lavayén, Raúl Ibarnegaray, Estela Rivera y el grupo Aysana, con Julio Alberto Mercado.

De la epopéyica Píntame Bolivia, de Benítez y Ramírez; hasta una estremecedora apelación de Ibarnegaray a México por los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa; pasando por el primer homenaje poetizado a Marcelo Quiroga cantado junaramente, A pesar de la ira; y el cuestionante Qué pasa pues mamay, de Lavayén, los artistas congregados en el teatro Adela Zamudio dieron fe de las luchas que se dan al sistema dominante y sus oprobiosas maneras de nublar el luminoso destino de las mayorías que somos.

Y en esta colección de nombres destaco el trabajo de un insomne de la justeza patrimonial de los bolivianos. El periodista Roberto Cuevas Ramírez desenmarañó en su libro Quiebra de bancos las torcidas tramas financieras de unos barones neoliberales para despojar al país de sus recursos depositados en el sistema financiero. El valiente escrito de Cuevas describe con precisión de apellidos, fechas, montos y modos feroces atracos en descampado y pistola en mano contra los intereses del Estado en los años de gobiernos neoliberales. Esos delitos de lesa patria se taponaron con descaradas declaratorias de quiebra legal, avaladas, claro, por funcionarios mafiosos con los delincuentes, y ambos firmando cheques de impunidad.

Muchos de los amigos y lectores de Roberto Cuevas temíamos una represalia contra su vida por parte de la canalla exhibida en las páginas de ese audaz ensayo periodístico. Todavía tememos. La impunidad se hace fuerte con el tiempo que le roba a la memoria, y un día puede creerse con el derecho de cobrar facturas falsas en su favor. Bueno, el libro Quiebra de bancos estará expuesto en la Feria del Libro de La Paz que empieza hoy.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia