Editorial

Nueva perspectiva

Es de esperar que  EEUU comience a observar a la región desde una nueva perspectiva

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:51 / 23 de diciembre de 2014

El domingo, en este mismo espacio comentamos acerca del histórico anuncio sobre la apertura del proceso de normalización de relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana, difundido simultáneamente por los presidentes de ambas naciones. Continuando con el tema, cabe reflexionar sobre algunos de los efectos y desafíos de esta trascendental decisión.

Además de la suspensión del inhumano bloqueo aplicado desde hace 53 años contra los cubanos, es de esperar que el Gobierno de Estados Unidos comience a observar a la región desde una nueva perspectiva, de respeto y cooperación. Un cambio que parece posible si se toman en cuenta algunas de las señales previas al anuncio, como el envío a La Habana de los últimos tres ciudadanos cubanos (del grupo de “los cinco”) que estuvieron presos desde 1998 en Estados Unidos acusados de conspiración. En reciprocidad, Cuba liberó al contratista estadounidense Alan Gross, condenado a 15 años de cárcel por introducir equipos de telecomunicación no autorizados, y a un espía norteamericano cuya identidad se mantuvo en absoluta reserva.

Dado este marco de confianza, que fue establecido en una hermética negociación que tuvo lugar desde principios de año en Canadá y con la mediación del papa Francisco, Barack Obama y Raúl Castro intercambiaron llamadas telefónicas en una inédita coordinación que ahogó al último hálito de la Guerra Fría en América. Acto seguido, Obama anunció el cambio de la política hacia Cuba, pero solo hasta donde se lo puede permitir el Congreso estadounidense, en el que la disidencia cubana tiene espacios tanto entre demócratas como republicanos.

En cuanto a los desafíos, hay al menos cuatro leyes que deberían ser derogadas, incluida la irracional Helms Burton que limitó los viajes a la isla, endureciendo aún más el bloqueo vigente desde 1962. Obama intentará, en todo caso, convencer que, como se lee en su decisión, se trata de “ajustar las regulaciones para empoderar de manera más eficaz al pueblo cubano”. A su vez los cubanos aún tienen dudas sobre si esto implicará mejoras en sus vidas.

Entretanto, el grito para que el bloqueo se levante suena fuerte en la región. Incluso China y Rusia han pedido el cese de esta medida. Algo que no es casual, pues para Pekín y Moscú La Habana se ha convertido en muchos sentidos en la ventana de acceso a América Latina, donde los bloques multilaterales (Celac y Mercosur) le han dado la espalda a los intereses de EEUU.

Adicionalmente, Cuba garantizó el diálogo de paz en Colombia, un factor que puede ser clave para los diálogos futuros con EEUU. Obama irá así a la Cumbre de las Américas de Panamá (abril 2015) con el reto de recuperar la confianza de la región. Esta vez será con respeto y con una nueva perspectiva de cooperación. Así sea y amén, diría Francisco.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia