Editorial

Oda a Megaupload

Las disqueras se sintieron amenazadas y usaron sus influencias para eliminar a Megaupload

La Razón / Tomás Calle

00:07 / 08 de julio de 2012

En 1633, Galileo Galilei fue sentenciado a cadena perpetua por sociabilizar sus revolucionarias investigaciones en el campo de la astronomía. Mucho tiempo pasó desde aquella época de oscurantismo; sin embargo, actualmente algo parecido ocurre con un sitio de intercambio de archivos al que califican de ser una organización criminal responsable de una masiva y mundial piratería online: Megaupload.com.

El FBI y el Departamento de Justicia de EEUU consideran que se debe sancionar a los administradores de ese sitio web, entre ellos Kim Schmit, un hacker alemán de 38 años, creador de la página en 2005. Sobre Schmit y otras tres personas pesa una pena de 20 años de prisión por el delito de conspiración para cometer un crimen, 20 años por lavado de dinero y diez por violaciones a los derechos de autor (copyright).

Lo que más sorprende a los cibernautas es cómo un asesino confeso que mata a su novia, a sus padres o hijos recibe una condena de 20 años, mientras que un visionario del ciberespacio puede ser lapidado con 50 años tras las rejas. ¿Qué tan grave fue el delito de Megaupload para recibir semejante condena? El sitio permitía a las personas subir todo tipo de materiales digitales en la web, desde imágenes, textos y música; ofreciendo a los usuarios gratificaciones financieras por la cantidad de descargas que obtenía su archivo, permitiendo así que muchos puedan acceder a información gratuita; gran parte de ella difícil de adquirir por sus elevados precios.

Cabe preguntarse ¿cuánta gente se verá perjudicada por la eliminación de sus archivos que desde el 2 de febrero fueron borrados de sus servidores? (quizás parte del material sea devuelto a sus propietarios luego de ser verificado los derechos de autor). ¿Por qué Megaupload y no otros sitios similares? Al parecer, Schmit trabajaba en un proyecto (Megabox) que prometía revolucionar la música, al contactar directamente al artista con el usuario, beneficiando en este sentido a los músicos que no cuenten con recursos para la producción y distribución de su material; o que simplemente estaban hartos de depender de las disqueras.

Además, esta idea también podía beneficiar a la salud del planeta, al disminuir el número de CD que se comercializan, producto que es altamente contaminante. Tal parece que esta “amenaza” motivó para que las disqueras más grandes del planeta muevan sus influencias con el fin de eliminar a Megaupload, y además para mandar una señal de advertencia a sitios similares, privándonos de mucha información. Ahora 150 millones de usuarios registrados y 50 millones de visitantes que acudían diariamente a esa página lloran en la tumba virtual de esa maravillosa fuente de información, mientras sus creadores esperan un veredicto.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia