Editorial

Extorsión en las cárceles

La Razón (Edición Impresa)

22:55 / 23 de octubre de 2018

La cárcel de El Abra, en Cochabamba, fue el escenario de otro megaoperativo policial que halló objetos de lujo en las celdas de los internos y también desbarató una red que se dedicaba a la comercialización de sustancias controladas y alcohol, y la extorsión y cobros ilegales, no solo dentro el penal, sino fuera. La lista de piezas decomisadas incluye 206 televisores, 123 radios, 97 parlantes, 159 reproductores de DVD, 20 celulares, refrigeradores, una guitarra eléctrica...

Ello sucedió el viernes. Una jornada antes, el Ministerio de Gobierno informaba de la desarticulación de otro grupo de poder conformado por reos en el reclusorio de San Pedro, en La Paz, que tenía en su menú de delitos a la extorsión, la tortura, las amenazas y los cobros ilícitos a otros prisioneros. Pero, sin duda, el caso más oscuro sobre este tema se dio a mediados de marzo, cuando la intervención policial en Palmasola acabó con una cruenta pugna de poder que se saldó con seis fallecidos.

El protagonista de entonces fue Víctor Hugo Escóbar, alias Oti, líder de una red de corrupción con tentáculos fuera del penal. Fue remitido a la cárcel de Chonchocoro, en La Paz, donde fue asesinado en junio. Precisamente uno de sus aliados era el jefe de las extorsiones en El Abra. Todo esto muestra que este tipo de hechos se han convertido en un común denominador en cárceles del país, que no solo se arreglan con traslado de reos o cambio de gobernadores, sino que requiere mayor control y prevención, un reto para las autoridades de Régimen Penitenciario.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia