Editorial

El himno cruceño

El tema pone en la mesa de discusión aspectos históricos, simbólicos y de identidad.

La Razón (Edición Impresa)

07:03 / 14 de noviembre de 2016

Un inusual debate, con amenazas, actos de desagravio, cantos y disculpas, se está produciendo en Santa Cruz en torno a la propuesta de realizar dos modificaciones en el himno cruceño. El tema pone en la mesa de discusión aspectos históricos, simbólicos y de identidad, pero ha reavivado también condenables prejuicios y esencialismos con sello autoritario y discriminatorio.El asunto no es reciente, se remonta a un acto del presidente Evo Morales con campesinos de Santa Cruz, hace poco más de siete años, en el que, tras haberse entonado el himno departamental, lamentó que se sigan utilizando expresiones como “La España grandiosa”. En criterio del Primer Mandatario, al encontrarse Bolivia en un proceso de “liberación”, que incluye un componente de descolonización, deberían cambiarse mensajes y símbolos del pasado, incluidas letras de algunos himnos como el cruceño.

El tema volvió como propuesta y desató inmediatamente la polémica. Apelando a un mandato de los pueblos indígenas de Santa Cruz, el asambleísta chiquitano Pedro Damián Dorado planteó dos cambios en el himno. El primero es sustituir “en la tierra de Ñuflo de Chaves” por “en la tierra del Gran Grigotá”. El segundo cambio es eliminar la frase “La España grandiosa” o modificarla por “la selva grandiosa”. Dorado anunció que presentará un proyecto para su análisis en la Asamblea Legislativa Departamental.

Más todavía, en el ámbito de su “educación descolonizadora”, la Escuela Superior de Maestros Multiétnica Indígena de Concepción entonó el himno de Santa Cruz en la versión modificada. “Lo hicimos con una intención pedagógica de discusión”, justificó su director académico. La difusión de un video del ejercicio desató la ira de las fuerzas más conservadoras del cruceñismo, como las damas cívicas, la unión juvenil o las comparsas carnavaleras, que organizaron ruidosos “actos de desagravio”.

¿Y qué hicieron las instituciones del departamento? En lugar de abrir algún cauce para la deliberación pública respecto al tema, optaron por cerrar oídos y lanzar amenazas. La Dirección Departamental de Educación emitió una circular prohibiendo la “aventura de tergiversar la letra” (del himno), y anunció procesos disciplinarios. Asambleístas departamentales de los Demócratas, en tanto, con la convicción de que el himno es un símbolo y “no se toca” (sic), exigieron sanciones legales contra los responsables.

A reserva del curso que siga este sintomático episodio, la buena noticia es que el himno de Santa Cruz, tanto en su versión original como en la modificada, fue entonado en diferentes ambientes con igual fervor cívico. La mala noticia es que cuestiones de este tipo demuestran cuán extendidas y fuertes en la sociedad son la intolerancia y el racismo; cómo los símbolos, en lugar de unir, dividen; y de qué modo algunas autoridades, antes que impulsar el debate, alientan la imposición y el silencio.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia