Editorial

A plan de muros

Trump pretende erigir una serie de muros para aislar a Estados Unidos del resto del mundo.

La Razón (Edición Impresa)

06:37 / 28 de noviembre de 2016

Días atrás, Donald Trump dio a conocer las medidas económicas que piensa aplicar en los primeros 100 días de su mandato, con la promulgación de órdenes ejecutivas (decretos) que tienen como fin “proteger” el mercado estadounidense, con el congelamiento de los acuerdos de libre comercio y suspendiendo los compromisos de EEUU en relación al cambio climático.Estas acciones reflejan la esencia de su pensamiento, y es claro que pretende erigir una serie de muros para aislar a EEUU del resto del mundo.

El primero no será el que pretende construir al sur, en la frontera con México, sino el retiro norteamericano del Acuerdo Transpacífico. El segundo está asociado a no reconocer los compromisos asumidos para contrarrestar el calentamiento global; más aún, su futuro gobierno tiene previsto promocionar la explotación intensiva de energías no renovables como el carbón, petróleo y gas. Finalmente, el crecimiento económico tendrá un fuerte asidero en la construcción con mucha deuda y sin mano de obra de inmigrantes.

Todo país es soberano en cuanto a sus decisiones y sus gobernantes, según manda la lógica, primero deben pensar en el bienestar de su población. Sin embargo, cuando se trata de EEUU, cualquier acción o medida que lleve a cabo puede, en mayor o menor medida, afectar al mundo, incluida Bolivia, más aún si se trata de muros que pretenden proteger algunos intereses internos en desmedro de quienes se encuentran fuera.

En este punto se podría especular sobre los posibles efectos ante la construcción de estos muros económicos. Si EEUU se aísla del comercio mundial, daría inicio al muy soñado, por muchos, “proceso de desglobalización”, con fuertes restricciones a la movilidad de bienes, servicios y capitales. Si la potencia del norte impone aranceles a la importación, limitando la posibilidad de exportar hacia este mercado, toda la oferta mundial se contraería, con efectos negativos en las balanzas comerciales de los países exportadores, principalmente China, que intentaría acomodar sus productos al resto de los países a como dé lugar.

Por otra parte, una mayor producción de petróleo y gas en Estados Unidos impulsaría una mayor presión a la baja de sus precios, echando por tierra las actuales expectativas de mayores precios de los carburantes en el corto plazo. Finalmente, la promoción del sector de construcción con deuda elevaría la demanda interna en EEUU, provocando efectos inflacionarios y presiones a elevar los tipos de interés internacionales, y con ello, una deuda externa más cara, además de mayores presiones a devaluar.

Ante estos posibles escenarios no muy favorables para Bolivia, a pesar de los equilibrios macroeconómicos, conviene que las autoridades en el área económica vayan diseñando planes de contingencia, capaces de atenuar los impactos de un escenario adverso en el planeta. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia