Editorial

Consulta en el TIPNIS

La Ley 266, que anula la intangibilidad del TIPNIS, ha reabierto debates importantes.

La Razón (Edición Impresa)

06:52 / 21 de agosto de 2017

La aprobación y posterior promulgación de la Ley 266 de Protección, Desarrollo Integral y Sustentable del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) ha reabierto debates importantes en torno a esta área protegida. Dos cuestiones polémicas al respecto son el derecho a la consulta previa y la renovada propuesta de decidir el asunto en un referéndum.

Desde su emergencia hace varios años, el TIPNIS ha sintetizado la tensión entre modelo de desarrollo y derechos de la naturaleza, expresada en la anunciada construcción de una carretera que atraviesa dicho territorio, por un lado, y su declaratoria como zona intangible, por otro. Algunas voces plantean que el reto está en conciliar ambas visiones, esto es, atender las demandas regionales de integración, pero garantizando el respeto a la biodiversidad y el medio ambiente. ¿Hay equilibrio posible?

En cuanto a la consulta previa como derecho de los pueblos indígenas, consagrado tanto en la Constitución Política del Estado como en convenios y declaraciones internacionales, la Ley 266 se sostiene en una consulta realizada en 2012 al amparo de la Ley 222 de Consulta. En esa ocasión, el Gobierno activó la consulta en las 69 comunidades del TIPNIS, sobre cuatro temas: la intangibilidad, la carretera, medidas de salvaguarda del territorio y medidas de prohibición de asentamientos ilegales.

Según el informe oficial, 58 de las 69 comunidades accedieron a la consulta (11 comunidades decidieron no participar). Las 58 comunidades consultadas estuvieron de acuerdo en levantar la intangibilidad, mientras que 46 de ellas apoyaron la construcción de la carretera (14 con la condición de que los corregidores decidan el trazo de la vía). La principal crítica a esta consulta gubernamental es que no fue previa. Y otros reportes en terreno aseguran que tampoco fue libre ni, menos, informada.

A reserva del debate sobre la calidad y, por tanto, la validez de la consulta realizada hace cinco años en el TIPNIS, ahora resurge el planteamiento de que la intangibilidad y la carretera se decidan mediante votación ciudadana en un referéndum de alcance nacional. La propuesta no es nueva. La hizo el presidente Evo Morales en 2011 y fue pronto rechazada por la dirigencia indígena y por la oposición. Hoy la plantean colectivos opositores y el Gobierno la ignora asumiendo la vigencia de la Ley 266.

En todo caso, para que prospere un referéndum por iniciativa popular no basta declararlo. Los promotores deben superar tres requisitos: la aceptación de la materia de consulta y revisión técnica de la pregunta por el Tribunal Supremo Electoral, el control de constitucionalidad de la pregunta en el Tribunal Constitucional y la recolección del 20% de adhesiones del Padrón Electoral (alrededor de un 1.300.000 firmas). Como ya dijimos en estas páginas, el debate, siendo recurrente, apenas comienza.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia