Editorial

A Oruro, de pie

La Razón (Edición Impresa)

02:30 / 10 de febrero de 2014

Cuánta historia transcurrió desde aquel 10 de febrero de 1781, cuando aquel mestizo que todos nombran hoy, Sebastián Pagador, y los hermanos Jacinto y Juan de Dios Rodríguez se levantaron en armas junto a la comunidad criolla e indígena contra los últimos bastiones españoles asentados en la antigua Villa San Felipe de Austria y las minas de la zona.

Más allá de la valentía de un pueblo revolucionario, esa historia se ha caracterizado por el trabajo y la cultura. No por nada en el departamento y la capital se han instalado respectivamente los grandes ingenios mineros del país, las grandes industrias, los boyantes comercios, el sistema de teléfonos, el ferrocarril y el asfalto, por citar algunos emprendimientos; sin olvidar el Carnaval de Oruro, el más importante del país y uno de los más reconocidos en el mundo, Obra Maestra del Patrimonio Intangible de la Humanidad.

Ahora, lejos de su pasado, Oruro se construye con otras iniciativas, como el turismo, el comercio, la ganadería camélida y la producción de quinua (con Salinas de Garci Mendoza como pionera), los ejes vitales de su desarrollo. En estos 233 años del grito libertario de Oruro, parafraseando al patricio local José Encinas Nieto, todo el mundo le saluda de pie, por su grandeza y aporte al país.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia