Editorial

Paridad de género

Con la aplicación de la fórmula del TSE, las mujeres tendrán 88 de 168 representaciones

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

01:44 / 26 de junio de 2014

Años atrás, un bien conocido grafiti denunciaba en los muros de la ciudad el “30% del infierno neoliberal”, al referirse a la norma que obligaba a inscribir al menos 30% de mujeres en las listas de candidaturas para elecciones generales y municipales. Ahora, la Ley del Régimen Electoral establece que las mujeres deben ser el 50% de las listas, y la diferencia no es solo de número.

En efecto, con el antiguo Código Electoral, tres de cada diez candidatos inscritos debían ser mujeres, y aunque en su momento la medida fue un avance, tenía dos grandes defectos. Por una parte, el porcentaje ignoraba el hecho elemental de que la mitad de la población, y no solo un tercio, está compuesta de mujeres, con iguales derechos de representación, por lo que, así como se valoró, también se criticó esta discriminación positiva por parecerse a una concesión por parte de los legisladores varones. Por otra parte, el segundo defecto se evidenció luego de concluida la inscripción de candidatos, al conocerse que si bien se respetaba la fórmula de tres mujeres por cada siete varones, en la mayoría de los casos ellas figuraban como candidatas a suplentes, por no mencionar casos tempranos en que había varones registrados con nombre femenino.

Más adelante la norma fue ajustada obligando a registrar a las mujeres para puestos titulares, pero luego de ganada la elección, se descubrió que muchas de ellas eran acosadas y obligadas a renunciar para ceder el puesto a su suplente varón. La ley contra el acoso político tiene el objetivo de poner fin a ese abuso, pero no siempre es efectiva. Para las elecciones de octubre, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) ha emitido una nueva reglamentación al respecto, dando prioridad a las mujeres en las listas.

Con la aplicación de la fórmula del TSE, las mujeres tendrán 88 de 168 representaciones (equivalente al 52%), puesto que, por ejemplo, en el caso de las candidaturas para diputados plurinominales en los departamentos de Santa Cruz, Cochabamba, Chuquisaca y Beni, donde el número de escaños es impar, el sistema dará preferencia a las mujeres; es decir que la primera nominación la ocupará una candidata, la segunda un candidato y continuará la alternancia de manera sucesiva.

Asimismo, se informó que desde esta elección se ha habilitado un nuevo sistema de registro de candidaturas, mediante el cual un sistema informático obligará a las fuerzas políticas a cumplir la norma a tiempo de inscribir candidatos y candidatas a través de internet.

Con el nuevo reglamento se da un nuevo paso en la paridad de género en el sistema de representación democrática; sin embargo, quedan muchos otros retos hasta que el sistema político del país pueda llamarse equitativo. Corresponde al Estado, pero sobre todo a la sociedad civil, evitar que la norma sea vulnerada y asegurar que junto a cada varón haya una mujer en pie de igualdad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia