Editorial

Parques desamparados

La Razón (Edición Impresa)

23:59 / 15 de agosto de 2018

Días atrás, un incendio arrasó parte del parque Ecológico de Auquisamaña, poniendo en relieve el desamparo en el que se hallan los pocos espacios verdes con los que cuenta la ciudad de La Paz; especialmente los fines de semana y en horarios “fuera de oficina”, que es precisamente cuando más riesgos corren de sufrir atentados. Por ejemplo, el incendio del bosquecillo de Auquisamaña fue provocado por jóvenes en estado de ebriedad el domingo 29 de julio.

A raíz de este incidente, las personas que se dedican al cuidado de estas áreas protegidas, principalmente guardaparques voluntarios, denunciaron la falta de apoyo de parte de la Policía y de la municipalidad para realizar esta importante labor, que debería estar bajo el cuidado del Estado y no en manos de la sociedad civil. Y es que precisamente por este motivo, por la falta de guardias municipales y/o policías que vigilen los parques a lo largo de la semana las 24 horas del día, los destrozos e incendios son algo corriente en las áreas protegidas; así como los avasallamientos impulsados por loteadores ávidos por enriquecerse con los bienes públicos.

Tomando en cuenta que los parques naturales son sinónimo de vida y esparcimiento en todas las ciudades, pues además de mantener limpio el aire y embellecer las urbes resultan esenciales para que los atribulados habitantes puedan encontrar sosiego en la naturaleza, urgen mayores esfuerzos de parte de las autoridades municipales y policiales para garantizar la preservación de los pocos espacios verdes con los que cuenta la sede de gobierno.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia