Editorial

Peligrosa escalada de tensión

La Razón / La Paz

00:28 / 03 de abril de 2013

La tensión desatada por Corea del Norte está alcanzado niveles peligrosos, que amenazan con desintegrar el frágil equilibrio de la región. Oficialmente, la reacción de Pyongyang deviene como respuesta a las sanciones de la ONU impuestas luego de su última prueba nuclear, en febrero, y a las maniobras militares que llevan a cabo Corea del Sur y EEUU.

Extraoficialmente, numerosos expertos atribuyen las amenazas a un intento del joven líder Kim Jong-un (30 años) de consolidar su poder, y al mismo tiempo mejorar su posición para negociar una mayor cooperación internacional. Se trata de una estrategia conocida, que en el pasado se ha desinflado sin mayores consecuencias. Empero, algunos analistas temen que este peligroso juego se les vaya de las manos.

En efecto, desde 1992, Corea del Norte les ha dado la bienvenida a los nuevos presidentes de Corea del Sur perturbando la paz, ya sea con el lanzamiento de misiles, incursiones submarinas o colisiones navales. Acciones que han sido asumidas por su vecino con paciencia antes que con ira. No obstante, tras la muerte de 46 marineros en 2010, por el hundimiento de una nave surcoreana, la situación cambió, y la novel Mandataria ha advertido que no tolerará otra agresión. Es de esperar que Corea del Norte no intente poner a prueba esta determinación.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia