Editorial

Perspectivas 2016

2016 tenderá a ser un año impredecible en lo económico y agitado en lo político

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 04 de enero de 2016

El inicio de un nuevo año es un periodo colmado de buenos deseos, anhelos y también predicciones que llaman a la esperanza para que durante los venideros 12 meses se lleguen a materializar en realidades que hagan nuestra existencia en este mundo más llevadera, y ojalá con atisbos de felicidad, progreso, armonía, paz y mucha “buena onda”.

A partir de esta premisa se pueden proyectar una serie de escenarios posibles ante un futuro incierto, más aún en estos tiempos de turbulencias, en los que la volatilidad de los precios de los activos y productos son el pan nuestro de cada día; así como la ocurrencia de fenómenos naturales incontrolables, muchos de ellos generados por la actual crisis climática que atraviesa el planeta, con temperaturas extremas, inundaciones y sequías que incluso están provocando la desaparición de lagos como el querido Poopó (con bastante ayuda humana o inhumana). Todo ello sumado a la ocurrencia de sucesos políticos y sociales que alteran las relaciones en las sociedades de manera intempestiva y que pueden modificar los equilibrios mundiales, regionales o locales.

Estos factores de naturaleza financiera, económica, social, política y climática o una combinación de ellos son fuente de generación de expectativas que se traducen en toma de decisiones para consumir o ahorrar, invertir o no arriesgar, o finalmente pensar en votar por el Sí o el No u otras, que al final están subordinadas a la obtención del máximo bienestar posible.

A manera de práctica, en un ejercicio de esoterismo económico para 2016 y circunscrito en la geografía boliviana, se vislumbra un escenario de crecimiento positivo (pero incierto en su magnitud) del PIB, con una proyección de inflación menor a los dos dígitos (no por una gestión de política, sino sobre todo por una precaución de restricción del consumo de las familias), además de un déficit fiscal relevante después de una década de números azules.

No se prevé una recuperación en el precio del gas ni mucho menos en el de los minerales, lo que conlleva a esperar menores exportaciones. El sector financiero se mantendrá estable, con tasas de interés para el ahorro y el préstamo con alguna elevación, por la tendencia mundial, y la demanda interna por recursos dado el plazo de adecuación para entregar créditos al sector productivo y de vivienda social.

El espectro político se caracterizará por la dinámica electoral en que las fuerzas del Sí y el No (a la modificación de la CPE para repostular al Presidente y Vicepresidente) estarán en campaña, en un caso para profundizar el proceso de cambio y en otro para pretender recambiar el cambio, pero que en esencia no alterará sobremanera la arquitectura económica, social y política de la actual coyuntura. En resumen, 2016 tenderá a ser un año impredecible en lo económico, agitado en lo político y dinámico en lo social.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia