Editorial

Pobreza del deporte

No falta esfuerzo ni talento entre los deportistas, faltan condiciones para su desarrollo

La Razón / La Paz

00:04 / 27 de septiembre de 2012

La participación de Bolivia en las Olimpiadas realizadas en Londres fue frustrante no sólo por las denuncias contra la dirigencia del Comité Olímpico Boliviano, sino sobre todo por los magros resultados obtenidos por las y los atletas que representaron al país. No es que les hubiera faltado esfuerzo ni talento, sino que faltan condiciones para su desarrollo.

En efecto, una investigación publicada el lunes en el Informe La Razón da cuenta de ocho razones por las cuales las y los jóvenes que se dedican al deporte no logran destacar en el contexto internacional, pese al enorme esfuerzo que ponen en su formación y entrenamiento.

La primera es el tamaño de la población. Basta con comparar las cifras demográficas de Bolivia con, por ejemplo, China y EEUU, líderes del medallero olímpico, para darse cuenta de que a mayor población habrá, naturalmente, mayor cantidad de personas practicando deportes, y más posibilidades de encontrar entre ellas atletas excepcionales. La segunda tiene que ver con que las escuelas y colegios han dejado de ser semilleros de atletas, y antiguos profesores de educación física lamentan que hoy importe más aprender pasos de danzas folklóricas que el desarrollo físico de los niños.

La tercera es la falta de infraestructura para el entrenamiento deportivo. Con todo, esta falencia debiera ser superada poco a poco, considerando el evidente interés del Presidente del Estado en sembrar escenarios deportivos en todo el país. La cuarta tiene que ver con la pobreza de las instituciones públicas dedicadas a la promoción del deporte, que tienen presupuestos insuficientes siquiera para dotar de equipamiento, mucho menos para contratar entrenadores o becar a deportistas excelentes.

La quinta se refiere a la falta de seguimiento y estímulo a quienes destacan en el deporte; no hay instancias dedicadas a identificar talentos, y entre las instituciones deportivas ésta no parece ser una tarea prioritaria. La sexta razón tiene que ver con la Ley del Deporte vigente, que pese a su buena intención parece estar más orientada a favorecer la práctica del fútbol. La séptima está en la total carencia de escuelas de entrenadores. Aparte del Instituto que forma profesores de educación física, no existe centro alguno dedicado a formar entrenadores. Finalmente, la octava razón está en la carencia de estímulos a las y los deportistas que destacan. Aparte de visitas para conocer al Presidente del Estado y algo de cobertura mediática, raramente los atletas reciben incentivos para seguir mejorando su desempeño.

Se tiene, así, un diagnóstico que sirve para guiar la generación de políticas públicas en favor del deporte. Si el Primer Mandatario es el más interesado en que la juventud se entregue al ejercicio deportivo, extraña que el resto del Estado no haga realidad esta ambición.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia