Editorial

Poder adquisitivo

El ahorro se ha estado destinando a la apertura de más supermercados y más restaurantes

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:05 / 25 de enero de 2014

Entre los datos económicos relevantes que el presidente Evo Morales brindó en su último informe a la nación, se destacan los relacionados con el poder adquisitivo y el poder de ahorro que los bolivianos en su conjunto hemos alcanzado en los últimos ocho años, que coinciden cabalmente con el tiempo de gestión que el Primer Mandatario viene cumpliendo.

Las estadísticas relacionadas con el consumo, como ser la compra en supermercados y la asistencia a centros gastronómicos, indicarían que la población en promedio ha visto incrementado su nivel de ingreso y le permite adquirir bienes que en el pasado estaban restringidos a segmentos de ingreso medio superior. A la misma conclusión se podría llegar desde el punto de vista del consumo en centros de expendio de comidas y bebidas.

Lo evidente de esta realidad es que hubo un incremento en el poder adquisitivo, sin embargo, la cuestión siguiente es determinar el tipo de bienes de consumo y el efecto multiplicador originado por el mayor ingreso. Primero, si bien la compra en supermercados se incrementó seis veces respecto a 2005, lo cierto es que un buen porcentaje de estos gastos se destinan al consumo de bienes importados, y en el agregado representan una salida de divisas, que bien podrían permanecer en el país si los productos adquiridos fuesen 100% nacionales. En segundo lugar, esto induce a inferir que el efecto multiplicador en el sector productivo nacional es limitado e inclusive con un posible desplazamiento de la industria local por la extranjera.

Para el caso de los restaurantes y otros centros gastronómicos, cuyo nivel de consumo desde 2005 se incrementó en siete veces, cabe señalar que si bien los diversos platos ofertados en la mayoría de los casos son elaborados con ingredientes de origen nacional, en los últimos años la incidencia de productos importados (como el tomate, cebolla, arroz, ajíes, frutas e inclusive papa) está desplazando a la oferta nacional. Este hecho en sí mismo no es negativo. Cuando la demanda supera a la oferta existen dos tipos de ajuste: vía precios que toma la forma de inflación y sustitución de productos nacionales.

Las buenas noticias son que los mayores ingresos permiten a las familias salir a comer afuera; y las noticias preocupantes están asociadas a que en el tiempo se adquieren alimentos más costosos de origen transfronterizo.

Finalmente en esta evaluación sobre el poder adquisitivo, mayores ingresos significan también mayores oportunidades de ahorro. En este ámbito las cifras son contundentes, con un crecimiento de 500% de los depósitos del público respecto a 2005. Sin embargo, es pertinente reflexionar sobre el destino de ese ahorro. Por ahora está dirigido al sector servicios y comercio; dicho de otra forma, apertura de más supermercados y más restaurantes.  

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia