Editorial

Polución y ruido

El domingo se pudo apreciar el nocivo impacto que causan los motorizados

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:36 / 01 de abril de 2015

El domingo la población vivió una jornada diferente en el país, no solamente por el hecho, siempre novedoso, de asistir a las urnas, sino también y sobre todo por el privilegio de poder disfrutar de una jornada libre de la contaminación —acústica y atmosférica— que cotidianamente generan, en grandes cantidades, las motocicletas y vehículos impulsados por carburantes.   

En efecto, gracias al auto de buen gobierno decretado por las elecciones subnacionales, se vivió una suerte de Día del Peatón, toda vez que las calles y avenidas estuvieron vedadas para la mayoría de los motorizados. Gracias a esta medida muchos pudieron disfrutar junto a sus seres queridos, compartiendo almuerzos y juegos familiares. Otros se decantaron por ejercitar algún deporte o pasear por las calles en completa calma y armonía. Incluso quienes se quedaron en la comodidad de sus hogares, luego de cumplir con su deber ciudadano, tuvieron la oportunidad de disfrutar de la tranquilidad que cotidianamente es interrumpida por el bullicio y la contaminación de los motores y de los escapes, una contaminación cada vez más aguda y estresante.

En este sentido, así como uno valora lo que tiene recién cuando lo pierde, de manera inversa el domingo se pudo apreciar el nocivo impacto que causan los motorizados, responsables no solamente de la polución que afecta en gran medida la salud de la población, sino también del estrés colectivo que cotidianamente invade a la ciudadanía. Pese a esta certeza, son muy pocas las políticas públicas orientadas a combatir este producto de la modernidad. Por ejemplo, en lugar de incentivar el uso de las bicicletas en las diferentes urbes del país (un medio de transporte que no genera congestión, ni polución ni contaminación acústica; evita la acumulación de chatarra y, por si todo esto fuera poco, contribuye al buen estado físico y mental de las personas), se promueve el uso de vehículos, subvencionando el combustible que los impulsa.

Por otra parte, no existen medidas efectivas para reducir el uso de las bocinas. Un instrumento que ha sido creado para evitar accidentes, pero que en el país es utilizado sobre todo para aturdir a los peatones y al resto de los conductores. Tampoco existen normas que sancionen el empleo de roncadores o cualquier otro tipo de modificaciones que se realizan a los tubos de escape con el único propósito de generar ruido. Desconsideración que da lugar a una contaminación acústica que perturba a la población no solamente durante el día, sino que además altera el sueño de quienes tienen la mala fortuna de vivir cerca de calles o avenidas concurridas.

Por todo ello y mucho más, es de esperar que la jornada electoral del domingo haya servido no solo para concientizar a los conductores sobre el ruido, sino también y sobre todo a las autoridades responsables de velar por la salud y el descanso de la población.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia