Editorial

Polución y salud

Urge establecer en el país límites de contaminación y mecanismos que los hagan cumplir.

La Razón

01:51 / 11 de febrero de 2013

Un reciente informe de la OMS revela que los efectos de la polución son más dañinos de lo que se creía. Según el documento, algunas de las partículas que permanecen suspendidas en el aire, generadas por el tráfico vehicular, están relacionadas con una mayor incidencia de arteriosclerosis, enfermedades respiratorias, diabetes y problemas en el desarrollo cognitivo.

El estudio fue solicitado y cofinanciado por la Unión Europea, con el objetivo de evaluar sus políticas de control ambiental. Para tal efecto, especialistas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recopilaron y analizaron toda la información relevante y las evidencias científicas elaboradas hasta el momento sobre los efectos de la polución en la salud de las personas.

Tras los resultados, la Comisión Europea decidió endurecer los límites legales de contaminación que rigen en los Estados miembros de la UE.

Esto porque los resultados dan cuenta que más del 80% de la población europea está expuesta a niveles de partículas en suspensión que superan las recomendaciones de la OMS. En concreto, las partículas PM2,5 (llamadas así por medir menos de 2,5 micras de diámetro y que proceden casi en un 90% del tráfico vehicular, especialmente de los motores a diésel).

Entre otras conclusiones, el documento señala que existe un nexo entre estas partículas y la mortalidad cardiovascular y respiratoria.

Adicionalmente, la Comisión Europea considera que es necesario revisar los límites de la contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2), un gas tóxico que irrita las vías respiratorias y que también procede de los vehículos que emplean gasolina y diésel.

Si esto ocurre en la UE, donde circulan automóviles en buen estado y poco recorrido, debido a la rigurosidad de los controles y a los incentivos impositivos y de los seguros para tener carros nuevos, habría que preguntarse cómo andamos por casa en cuanto a los niveles de contaminación recomendados. Previsiblemente no muy bien. Sobre todo si se toma en cuenta que por estos lados circulan coches viejos que han sido desechados en otros países justamente por la contaminación que generan. Pero también porque los controles técnicos no son más que un trámite para recaudar fondos, pues se limitan a verificar cuestiones de forma y no de fondo, como el funcionamiento de las luces, que las llantas no estén demasiado gastadas o que los vehículos cuenten con gata y un botiquín; mas nunca miden el nivel de emisión de gases de los motores.

Si bien este informe de la OMS fue elaborado para Europa, no debería pasar desapercibido en el país, pues la salud de las personas (y también la del Estado) está en juego. Viene siendo hora de que en Bolivia se establezcan límites de contaminación como ocurre en otros países, y que éstos sean acompañados con medidas que garanticen su cumplimiento, como una rigurosa revisión técnica.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia