Editorial

Polvos inflamables de cuidado

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

04:22 / 30 de junio de 2015

Entre la noche del sábado y el domingo, un inusual fenómeno transformó una fiesta en un parque acuático de Taiwán en un verdadero infierno, luego de que una nube de polvo de colores, utilizada como parte del espectáculo, se transformase en una bola de fuego, aparentemente por efecto del calor de las luces del escenario, convirtiendo a muchos de los asistentes en antorchas humanas. Según indicaron los bomberos, al menos 524 personas resultaron quemadas, 190 de ellas de gravedad.

Además, el hecho de que la mayoría estaba vestida solo con trajes de baño o ropa ligera agravó las quemaduras. No sobra recordar que este tipo de tragedias devienen cuando coinciden una serie de factores que bien podrían prevenirse con sencillas medidas de seguridad, pero también respetando las normas y los espacios públicos. En este caso, a ninguno de los organizadores se le pasó por la mente que el polvo de colores, un artilugio empleado frecuentemente en los conciertos, pudiese ser tan peligroso.

Este lamentable incidente nos recuerda la importancia de evitar el empleo de sustancias inflamables durante las fiestas y concentraciones multitudinarias, sobre todo en ciudades donde el oxígeno es abundante y las temperaturas pueden ser muy elevadas, tal como ocurre en muchas regiones de los llanos y el oriente del país.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia