Editorial

Precio de la leche

Toda subvención debe ser coyuntural, hasta que se incremente la oferta total del producto

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

02:58 / 05 de julio de 2014

Entre las tareas ineludibles de las autoridades municipales y gubernamentales están, sin duda, el asegurar el abastecimiento oportuno de productos asociados a la canasta básica familiar, precautelar la estabilidad de sus precios y eliminar todo tipo de especulación, máxime cuando se trata de artículos cuyo consumo denota una alta sensibilidad económica para la población.

Durante las últimas semanas, las asociaciones de productores lecheros del país fueron ejerciendo una serie de presiones para incrementar en 30% el precio base de la leche (Bs 3,20 por litro); aumento que se traduciría en un precio final de Bs 4,10 el litro. Ahora bien, este incremento representaría un duro golpe al presupuesto de muchas familias bolivianas, quienes además de enfrentar la inflación de otros artículos fundamentales de la dieta familiar como la carne, verían deteriorado su poder adquisitivo por la leche.

Ante esta amenaza, el Gobierno anunció que mantendrá subsidiado el precio de la leche. Determinación que en el corto plazo puede resultar efectiva. No obstante, a largo plazo puede no ser sostenible, e incluso puede provocar distorsiones en el mercado interno; de allí la recomendación de los expertos de que toda subvención debe ser una medida coyuntural, hasta que se incremente la oferta total del producto. De lo contrario, los costos pueden ser mayores que los beneficios, siendo el más evidente la especulación y la creación de mercados negros del producto, para finalmente converger en el desabastecimiento.

La necesidad de tener que apelar a subvenciones para mantener el precio de la leche deviene por la escasa planificación en la dotación de condiciones técnicas para que los productores lácteos puedan elevar su productividad. En la medida en que el ingreso promedio se incrementa en el país, también lo hace el consumo en general, incluida la leche. Sin embargo, la escasa innovación tecnológica y la casi incipiente mejora genética del ganado hacen que las capacidades productivas se mantengan estancadas, con crecimientos marginales en la oferta del producto.

Ante la posible coyuntura de escasez de este vital alimento, que puede convertirse en una situación estructural de largo plazo, se hace evidente la necesidad de tomar medidas que expandan la oferta y den mayor soporte a los productores. Para ello se debería facilitar el acceso a financiamiento para la adquisición de ganado mejorado. Segundo, dotar de capacitación y asistencia técnica para la producción de leche. Tercero, generar infraestructura de acopio de alta tecnología para la conservación.

Finalmente, mejorar la cadena de producción de alimento balanceado para el hato ganadero.  Si estas medidas no son asumidas, se corre el riesgo de desabastecer a la población de leche, porque un subsidio permanente no es sostenible, mas al contrario, es atentatorio a la soberanía alimentaria.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia