Editorial

Presupuestos reducidos

Se trata, pues, de una coyuntura adversa para las entidades autónomas del país

La Razón (Edición Impresa) / Editorial

04:00 / 18 de septiembre de 2016

En los últimos días, un tema central en el debate público fue la reducción en las transferencias del Gobierno nacional a las entidades autónomas del país en el Presupuesto General de la Nación de 2017. El recorte se debe a la caída en los precios de las materias primas que el país exporta (hidrocarburos y minerales) y pondrá a prueba la salud de las autonomías.

Según recientes declaraciones del Ministro de Economía, en conjunto la reducción en los presupuestos de universidades públicas, gobernaciones y municipalidades representa el 13% respecto a lo programado para 2016. Y este recorte, explicó la autoridad, se debe a la reducción en los ingresos nacionales por concepto de Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), del Impuesto Especial a los Hidrocarburos y sus Derivados (IEDH), regalías y otros.

Tales reducciones presupuestarias, que en conjunto suman Bs 17.930 millones, y que ya han comenzado a sentirse este año en todos los gobiernos subnacionales, obligarán a las autoridades locales no solo a recortar gastos en prácticamente todas sus partidas, sino —ojalá— a extremar el ingenio necesario para producir más ingresos propios que ayuden a disminuir el efecto negativo de estos recortes.

Por lo pronto, el Ministro de Economía ha insistido en que en los últimos años tanto municipios como gobernaciones han incrementado su gasto corriente, como sugiriendo que es ahí donde debe comenzar el recorte, aunque habrá que ver hasta dónde es posible recortar conquistas laborales o subsidios y otras transferencias ya consolidadas; un buen ejemplo es el caso del bono Prosol en Tarija.

Pero no todo promete ser conflicto por la reducción de las transferencias. Por una parte, el Ejecutivo anunció que ampliará un fideicomiso para que las alcaldías puedan acceder a créditos productivos, y algunas universidades pidieron tener el mismo beneficio. Asimismo, el Ministro de Economía recordó que los saldos en caja y bancos de las entidades autónomas alcanzan a Bs 11.420 millones y que deberían ser ejecutados. A su vez algunas gobernaciones y municipalidades han comenzado a ensayar remedios diferentes a los recortes (de personal y de salarios, que ya fueron anunciados en varios casos), modificando algunos impuestos locales o departamentales, por ejemplo, o tratando de desarrollar proyectos productivos.

Se trata, pues, de una coyuntura adversa para las entidades autónomas del país, que han gozado de los tiempos de vacas gordas tal vez sin prepararse adecuadamente para tiempos como los que corren. El Gobierno nacional, por su parte, deberá hacer algo más que solo señalar los errores de quienes no previeron épocas de menos ingresos, pues si bien estas reducciones afectan la imagen y popularidad de algunas autoridades opositoras, también tienen efecto en la vida de la población.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia