Editorial

Primer Comando de la Capital

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 24 de julio de 2017

La noticia es por demás preocupante: en Cobija, capital de Pando, la Policía capturó la semana pasada a cinco ciudadanos brasileños que confesaron ser miembros del B13-PCC, una facción del temible Primer Comando de la Capital brasileño, que opera en el estado de Acre y presuntamente cuenta con más de 1.000 miembros solo en la región noroccidental del país vecino.

Para añadir causas de preocupación, los criminales detenidos, y que serán expulsados para responder ante la Justicia brasileña (según anunció el Ministro de Gobierno), tienen entre 18 y 27 años, todos ellos prontuariados por asaltos y asesinatos. El mayor de los detenidos tiene 43 años y se presume que es el cabecilla de la organización en el Acre. Según el reporte de la Policía, los sujetos fueron aprehendidos cuando pretendían huir de una persecución policial en un coche reportado como robado de la Gobernación del Acre; en el coche se encontró armamento.

No es la primera vez que se escucha hablar de las actividades de este peligroso grupo delincuencial brasileño, baste recordar que el Ministro de Gobierno lo vinculó con los asaltantes de la joyería EuroChronos, caso que enlutó a Santa Cruz una semana antes. Urge, pues, que se ajusten los controles migratorios para evitar más luto y dolor por actos criminales.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia