Editorial

Problemas en China

La economía china también ha sido presa del capitalismo financiero ‘de casino’

La Razón (Edición Impresa) / La Paz

00:04 / 31 de julio de 2015

El mundo económico se ha sacudido recientemente con la noticia del desplome de la bolsa de valores china. Y es que luego de haber trepado un espectacular 123% entre principios de enero y el 8 de junio de este año, a partir de esa fecha dicho índice, que señala el valor relativo de los papeles transados en la bolsa de Shanghai, ha caído 30% en solo seis semanas.

Como referencia, cabe señalar que en 2014 el índice compuesto de Shanghai se incrementó solo en 60%, pese a que en los últimos meses de esa gestión ya se había observado un crecimiento atípico. ¿Qué indica todo esto? Pues que la economía china también es presa del capitalismo financiero “de casino”, vale decir, de aquel tipo de capitalismo en el cual los precios de las cosas (en este caso, de las acciones transadas en la bolsa) expresan más la voluntad de enriquecimiento rápido gracias a apuestas sumamente riesgosas (comprar barato para vender más caro en unos días o tal vez en unas horas), y menos el verdadero valor de los activos reales que se supone que respaldan los valores financieros.

Existe un relativo consenso entre los especialistas sobre los mecanismos de crédito que inflaron la burbuja financiera china: muchos jugadores se prestaron dinero para comprar activos en la bolsa, y para poder honrar sus deudas cuando los activos bajaron de precio, liquidaron masivamente sus tenencias, fomentando aún más la bajada de precios en pocas semanas. En todo caso interesa conocer, desde el punto de vista de las economías primario/exportadoras, cuál será el efecto de esta crisis bursátil en el desempeño económico de China este 2015.

Las autoridades asiáticas ya tenían desde inicios de año una expectativa relativamente baja de crecimiento para la presente gestión, indicando que el crecimiento del PIB chino cerraría diciembre en torno al 7%. Esta señal de enfriamiento de uno de los mayores consumidores mundiales de commodities se sumó a otros signos preocupantes que ya se vislumbraban desde hace uno o dos años, con el suficiente tiempo para que las autoridades económicas de los Estados latinoamericanos preparen medidas de mitigación.

En todo caso, no parece plausible pensar en una caída en picada del PIB chino. Hasta el momento, si bien la caída en la bolsa de Shanghai es espectacular, dicho fenómeno ha llevado los precios de los activos financieros a sus niveles de febrero del presente año. Aparentemente si no sucede una caída que haga retroceder al índice compuesto de Shanghai dos o tres años, podemos esperar un enfriamiento mayor al previsto inicialmente, pero no una recesión. Las autoridades chinas están reaccionando de manera contracíclica; vale decir, inyectando dinero en los mercados para aminorar la caída. Si esta estrategia es efectiva, el mundo podrá agradecer que la segunda economía global se mantenga estable al menos por uno o dos años más.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia